Una joven brasileña de 20 años viajó a Argentina para abortar, luego que desde este domingo entrara en vigencia la despenalización de la interrupción del embarazo hasta la semana 14 de gestación. (Foto: DW Español / Facebook)
Una joven brasileña de 20 años viajó a Argentina para abortar, luego que desde este domingo entrara en vigencia la despenalización de la interrupción del embarazo hasta la semana 14 de gestación. (Foto: DW Español / Facebook)

Desde el domingo, entró en vigor la Ley de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo en Argentina, que permite el . Esto ha motivado a que una joven brasileña viaje al país sureño con el objetivo de interrumpir su embarazo.

MÁS: “Ser madre no es natural, es cultural”: joven revela por qué decidió ligarse las trompas

Se trata Sara, una joven de 20 años que pidió prestados 5 mil reales (un poco más de 930 dólares estadounidenses) a su familia para realizar un viaje a la ciudad de Buenos Aires, aunque sin revelar el verdadero motivo. “Tener un hijo que no deseo y sin condiciones para criarlo, y ser obligada, sería una tortura. Así que cuando encontré este método legal, fue de gran alivio”, declaró la joven en conversación con la cadena alemana Deutsche Welle, que dio a conocer su caso y la acompañó a lo largo de su viaje.

Más allá de sus opiniones, Sara prefirió no revelar más detalles como la localidad en la que vive debido a que, según explica, el estigma contra las que se practican un aborto es fuerte en su país.

“Tener un hijo que no deseo y sin condiciones para criarlo, y ser obligada, sería una tortura”, dice, poco antes de abordar su vuelo en clase económica en diciembre pasado. El 30 de ese mes, miles de argentinas celebraban la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas.

En Brasil, el aborto solo se permite en caso de violación, riesgos para la madre o si el feto desarrolló una anencefalia, una malformación congénita del sistema nervioso. En otras circunstancias, es pasible de tres años de cárcel.

TAGS RELACIONADOS