Despedidos dos policías tras ignorar un robo en curso porque preferían jugar a Pokémon GO. (Foto referencial: Pexels)
Despedidos dos policías tras ignorar un robo en curso porque preferían jugar a Pokémon GO. (Foto referencial: Pexels)

La fiebre por el videojuego de realidad aumentada Pokémon GO, para Android y iPhone, en los últimos años ha sido tal que incluso ha generado que dos agentes de policía de la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos, ignoren un robo en curso porque estaban ocupados buscando y capturando personajes de la saga.

Según una resolución judicial publicada por el Departamento de Policía de Los Ángeles, los dos oficiales decidieron “abdicar deliberadamente de su deber de ayudar a un oficial al mando en la respuesta a un robo en curso y jugar el juego móvil Pokémon GO mientras estaban de servicio”.

El incidente ocurrió en el año 2017 en una tienda departamental Macy’s en el Crenshaw Mall de Los Ángeles, cuando un supervisor llamó a los agentes por un aparente robo en curso en una de las tiendas. Sin embargo, ninguno de ellos respondió al llamado, se fueron por un callejón y se alejaron.

Cámara de seguridad los delató

En un principio sus superiores no se explicaban qué había ocurrido, pero una investigación posterior dio con un video y un audio donde aparecían los dos policías diciendo que no responderían a la llamada y, en su lugar, irían a buscar un Snorlax que acababa de aparecer en la calle 46 y Leimert.

Los dos agentes mintieron sobre lo ocurrido, pero tras ver las pruebas no les quedó más que admitir lo sucedido. Ambos fueron despedidos, pero luego apelaron a la corte asegurando que el Departamento de Policía de Los Ángeles había violado su privacidad al escuchar la conversación entre ambos.

No ha sido hasta ahora que los dos policías han perdido la apelación por negligencia grave, cobardía y falta de consideración. La Justicia ha asegurado que “jugar a Pokémon Go mostraba un total desprecio por la comunidad, desperdiciaba recursos, violaba la confianza del público y era poco profesional y vergonzoso para el Departamento”.