Ted Kubacki recibe un lametón del golden retriever de la familia, Lulu, afuera de su casa después de reunirse. (James Poulson/The Daily Sitka Sentinel vía AP)
Ted Kubacki recibe un lametón del golden retriever de la familia, Lulu, afuera de su casa después de reunirse. (James Poulson/The Daily Sitka Sentinel vía AP)

Cualquier persona que tenga una mascota sabe que el animal representa un papel importante dentro de la casa. Por esta razón, cuando desaparece el ‘compañero de cuatro patas’ los amos suelen sentir demasiado dolor y angustia. Bueno, algo así experimentó una familia de Alaska, (EE. UU.). La impactante historia no tardó mucho en hacerse .

Ella significa todo”

De acuerdo con Associated Press (), una golden retriever ciega llamada “Lulu” se alejó de su vivienda hace tres semanas. Ante esta dramática situación, Ted Kubacki y compañía pusieron en marcha el operativo de búsqueda.

Ella significa todo. Tengo cinco hijas y tienen entre 4 y 13 años, así que han pasado todos los días de su vida con ese perro”, confesó el cuidador Ted. Unos días después, la familia Kubacki se convirtió en víctima de una terrible broma.

La familia pensó que ya no iban a encontrar a su perra ciega. (Imagen referencial: Pixabay)
La familia pensó que ya no iban a encontrar a su perra ciega. (Imagen referencial: Pixabay)

Según relató el padre, “recibimos un mensaje de texto que decía: ‘Encontramos a tu perro’ o ‘Tengo a tu perro’, y decimos: ‘Oh, Dios mío, esto es increíble’”. Sin embargo, “la persona me envió un mensaje de texto: ‘Es broma’. Esto sucedió, sí, todo eso fue parte de esta terrible historia”.

Milagro en Alaska

Al no tener noticias alentadoras, los dueños de la perra anciana perdieron las esperanzas; pero, luego de algunas semanas, un equipo de construcción vio a “Lulu” deambulando por las calles. En un principio, creyeron que se trataba de una osa hasta que decidieron acercarse.

“Llamé a mi esposa desde el trabajo y solo estaba gritando... Ella simplemente comienza a gritar, luego les grita a los niños. Y los escucho gritar como locos”, recordó Ted.

En ese sentido, la tristeza se convirtió en alegría y la adorable “Lulu” regresó a casa. A pesar de que la golden retriever perdió 10 kilos y estaba deshidratada, afortunadamente logró mejorar con atención médica, alimentación y descanso.

Lento pero seguro, comenzó a comer y fue capaz de levantar la cabeza. Pero ayer, ella se apoyó sola en sus patas delanteras, se acurrucó contra mí y me dio un beso y movió la cola y fue genial”, expresó un emocionado Kubacki.


Síguenos en nuestras redes sociales: