Una mujer de 31 años murió de  del síndrome de muerte súbita del adulto (SADS). Era una deportista, iba al gimnasio y estaba llena de vitalidad. (Foto: Irish Mirror / Catherine Keane).
Una mujer de 31 años murió de del síndrome de muerte súbita del adulto (SADS). Era una deportista, iba al gimnasio y estaba llena de vitalidad. (Foto: Irish Mirror / Catherine Keane).

Una mujer de 31 años falleció repentinamente mientras dormía y la noticia desconcertó a sus amigos, quienes la conocían como alguien saludable, deportista y llena de vitalidad. El hecho se produjo en y la se viralizó en las .

El deceso de Catherine Keane se produjo el 1 de julio del año pasado, en el pico más alto de la pandemia de la Covid-19, según informa . La irlandesa vivía con dos amigos en Rathmines, un suburbio de Dublín, Irlanda, situado a unos tres kilómetros al sur del centro de la ciudad, según explica .

Catherine trabajaba durante ese tiempo para una empresa de publicidad y, como la mayoría de la población, la modalidad de trabajo era remoto, sin horarios rígidos. Aquella mañana, los amigos de la joven le enviaron un mensaje a las 11:20 a.m. para que baje a desayunar, pero ella no respondió. Eso motivó a los amigos que vayan a su habitación a buscarla y allí la encontraron sin signos vitales.

Su amiga escuchó un ruido en su habitación a las 3:56 am y ahora cree que fue cuando murió”, dijo su madre Margherita al .

Los médicos determinaron que el deceso había sido a causa del síndrome de muerte súbita del adulto (SADS), según señala .

Catherine Keane era una joven deportista y llena de vitalidad. (Foto: Irish Mirror / Catherine Keane).
Catherine Keane era una joven deportista y llena de vitalidad. (Foto: Irish Mirror / Catherine Keane).

Deportista y llena de vitalidad

Margherita reveló que a su hija no solo le estaba yendo bastante bien en la empresa de publicidad en donde laboraba, sino que se daba un tiempo para hacer deporte e ir al gimnasio.

Ella trabajaba para una empresa de publicidad y le estaba yendo muy bien. Iba al gimnasio y caminaba 10.000 pasos todos los días”, refirió.

Durante sus caminatas, incluso la joven llamaba a su madre para charlar con ella.

Lo único que le consuela a Margherita, según declaró al medio, es que su hija Catherine “se fue dormida y no sintió dolor”. “Siempre me preocupé por los niños que conducían en el automóvil, pero nunca vi venir esto. Nunca pensé que perdería un hijo en mi vida”, reflexionó.

Aconseja a jóvenes

La madre de Catherine instó a los padres de los jóvenes a que los animen a realizarse pruebas para descartar el síndrome de la muerte súbita o para verificar si hay antecedentes familiares de enfermedades cardiacas.

El próximo 2 de julio, Margherita organizará una caminata de 5 kilómetros cerca de su casa en Fairyhouse Racecourse, Ratoath, para recordar a Catherine en su aniversario y también para recaudar fondos para Cardiac Risk in the Young (CRY), una organización que tiene como visión la prevención de las muertes cardiacas súbitas de los jóvenes.

Encontramos a CRY por accidente, pero han sido increíbles con nosotros, así que nos gustaría devolverles algo”, reveló.

Catherine Keane y su madre Margherita. Ambas conversaban por teléfono durante las caminatas de la joven. (Foto: Irish Mirror / Catherine Keane).
Catherine Keane y su madre Margherita. Ambas conversaban por teléfono durante las caminatas de la joven. (Foto: Irish Mirror / Catherine Keane).

¿Qué es la muerte súbita?

De acuerdo con la , la “muerte súbita es el fallecimiento que se produce en la primera hora desde el inicio de los síntomas o el fallecimiento inesperado de una persona aparentemente sana que vive sola y se encontraba bien en plazo de las 24 horas previas”.

¿Cuántas personas fallecen víctimas de enfermedades cardiacas?

Al menos 12 jóvenes mueren cada semana en el Reino Unido, víctimas de enfermedades cardíacas no diagnosticadas, según reveló Cardiac Risk in the Young (CRY). La organización ha estado trabajando para reducir la frecuencia de muerte súbita cardíaca en jóvenes (YSCD) desde 1995, según su .