Sin tener hijos que estudiaran en dichas escuelas ni lucro alguno, el desinteresado acto de amabilidad de un agente de benes raíces desató una reacción en cadena en su comunidad. (Foto: Pixabay/Referencial)
Sin tener hijos que estudiaran en dichas escuelas ni lucro alguno, el desinteresado acto de amabilidad de un agente de benes raíces desató una reacción en cadena en su comunidad. (Foto: Pixabay/Referencial)


Monto total: 944 dólares con 34 centavos. Eso fue lo que bastó para que un en ayudara a 400 niños de su comunidad con una excepcional deuda de almuerzos escolares a obtener una comida gratis.

Andrew Levy dijo que abonar esa suma de dinero podía hacer una gran diferencia en la vida de los niños de Jupiter, un pueblo de Florida en el que actualmente reside. Y todo comenzó con una publicación que vio en .

Cuando se enteró que cerca de 400 estudiantes de su comunidad no podían costear una comida completa en la cafetería de sus escuelas, sintió que debía hacer algo al respecto pese a que no tenía a ningún hijo estudiando allí ni motivos para lucrar con ello.

“Solo les daban sándwiches de queso. Pensé que era una locura. La comida es algo sobre lo que uno no tiene que pensar. Los niños no deberían aprender con el estómago vacío”, dijo el agente de bienes raíces a la televisora CBS Miami, cuya historia se volvió tendencia en redes sociales como .

Después de saldar la deuda de las familias de los estudiantes, Levy dio a conocer sobre su iniciativa a través de Facebook, donde cientos de personas comenzaron a preguntarle cómo podían hacer para contribuir en una siguiente ocasión.

Fue así que su desinteresado acto de amabilidad provocó una reacción en cadena en todo el condado de Palm Beach por lo que planea crear una campaña de GoFundMe o una página que le permita recolectar dinero quincenalmente para que la deuda no vuelva a acumularse.

Una vocera del distrito escolar de Palm Beach precisó a que el total de la deuda del almuerzo escolar era de alrededor de $50,000 para los más de 180,000 estudiantes matriculados en sus centros educativos.