El proceso para colocarle el nombre a una empresa no es complicado pero se recomienda seguir ciertas pautas para evitar que la elección tome más tiempo del debido (Foto: Pixabay)
El proceso para colocarle el nombre a una empresa no es complicado pero se recomienda seguir ciertas pautas para evitar que la elección tome más tiempo del debido (Foto: Pixabay)

Si ha decidido emprender un negocio o dar el paso hacia la , la elección del nombre de su es uno de los primeros pasos que de seguro debe haber robado parte de su atención.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cuál es el monto mínimo para iniciar un negocio?

Pero, ¿qué pasa cuando no estás seguro del nombre que le pondrás a tu emprendimiento?, ¿qué debes hacer para que la elección del nombre se convierta en una decisión 100% segura?

En principio, en el recomiendan realizar una búsqueda y reserva (por un plazo de 30 días) del nombre en la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (), como parte del proceso de constitución y registro de la empresa.

MÁS INFORMACIÓN: Produce inscribe a más de 2.000 embarcaciones artesanales para su formalización pesquera

PASO A PASO PARA LA ELECCIÓN

Pero, más allá de verificar que el nombre de tu empresa esté disponible para su uso, y de asegurarte –como señalan en el MTPE– de que no se parezca ni suene igual al que usarás; en Conexión ESAN sostienen que “el naming debe ser simple, fácil de pronunciar y distintivo ante la competencia”.

Según la Guía de Ideas y Plan de Negocio del Ministerio de Educación (Minedu), el nombre es muy importante porque así será reconocido legalmente y comercialmente. En ese sentido y considerando que “la idea es vender un concepto global, el nombre del negocio debe estar asociado a lo que vendas”.

Frente a esa recomendación, varios expertos en marketing coinciden en recomendar lo siguiente:

1. El nombre debe ser simple, fácil de pronunciar, de entender y –de preferencia– no muy largo. Según Conexión ESAN, “las personas entienden, recuerdan y hasta prefieren lo más fácil, mientras olvidan aquello que es complejo”.

2. Debe ser distintivo y memorable, sobre todo para diferenciarse de la competencia, directa e indirecta.

3. Es recomendable que el nombre comunique la categoría o lo que hace la organización.

4. Debe ser un nombre que trascienda a través del tiempo.

Como parte de la idea de negocios, la elección del nombre también resultará fundamental para el éxito de la misma (Foto: Pixabay)
Como parte de la idea de negocios, la elección del nombre también resultará fundamental para el éxito de la misma (Foto: Pixabay)

¿EN QUÉ ME INSPIRO?

Pero, en caso las dudas sobre el futuro nombre tu empresa se hayan convertido en un obstáculo para su elección, en la Escuela de Emprendedores Mi Empresa Propia (MEP) recomiendan inspirarse en una de estas situaciones:

1. Nombre del propietario

Es una opción en caso se trate de una empresa unipersonal o si existe reputación y reconocimiento por parte del emprendedor. También es importante decir a qué se dedica la empresa, a menos que esa información se consigne en el slogan. Ejemplo: Juancho

2. Nombre del propietario más la actividad

Permite saber quién es el dueño y a qué se dedica la empresa, aunque no facilita una futura expansión a otros productos o servicios. Ejemplo: Pasteles Juancho

3. Nombre que comunique un beneficio

Permite comunicar un beneficio o el elemento diferenciador de la empresa y es fácil de recordar. Ejemplo: Pasteles para diabéticos Juancho

4. Nombre generado de fantasía

Permite utilizar una marca paraguas que permite expandirse a otras áreas. Esto se logra con descripciones como group, grupo, compañía, etc. Ejemplo: Juancho Group

EL TRÁMITE EN SUNARP

Tomando en cuenta que la reserva de nombre es un paso previo para la constitución de una empresa, y aunque no es un trámite obligatorio sí recomendable para facilitar la inscripción de la empresa en el Registro de Personas Jurídicas de la Sunarp.

Durante la calificación de la reserva de nombre, se verifica si existe alguna igualdad o coincidencia con otro nombre, denominación, completa o abreviada, o razón social solicitados anteriormente.

El costo del derecho de trámite es de S/22.00 y actualmente se puede hacer de manera presencial o virtualmente.