La constante hidratación y ejercicio físico son fundamentales para una buena salud de los riñones. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)
La constante hidratación y ejercicio físico son fundamentales para una buena salud de los riñones. (Foto: Karolina Grabowska / Pexels)

La enfermedad renal crónica (ERC) es un problema de salud frecuente y que causa gran alarma pues la mayoría casos no presentan síntomas hasta sus fases avanzadas. Esto hace muy complicada su detección y diagnóstico durante esta pandemia de , debido al miedo de acudir a un establecimiento de salud para una detección temprana. Si bien existe una mayor incidencia de enfermedades renales en el adulto mayor, esta puede presentarse a cualquier edad y hay que estar alerta.

MÁS INFORMACIÓN: Los mejores trucos para reducir el problema de las encías inflamadas

Cada 11 de marzo se conmemora el Día Mundial del Riñón, fecha que recalca lo importante y necesario que prestarle atención al cuidado de nuestros riñones. La nefróloga Dra. Ana Aguilar de Fresenius Medical Care del Perú, da a conocer los cuidados fundamentales a tener en cuenta y así reducir el riesgo de sufrir enfermedades renales durante esta emergencia sanitaria y de salud.

1. Realizarse regularmente exámenes médicos: Una evaluación médica anual, principalmente después de los 40 años de edad, es un cuidado esencial para evitar las enfermedades renales. Los exámenes de sangre y orina permiten evaluar la función de los riñones, ayudando en la prevención. Además, debemos realizarnos también controles de presión arterial.

2. Disminuir el consumo de sal: Los riñones sanos son responsables de mantener sustancias minerales (sodio, potasio y fósforo) en el organismo. El consumo de sal en exceso perjudica el control de la presión arterial. La hipertensión arterial no controlada afecta gravemente el funcionamiento de los riñones, siendo una de las principales causas de enfermedad renal avanzada con necesidad de diálisis.

3. Practicar regularmente ejercicios físicos: Hacer ejercicio físico de manera regular mejora la salud en general. Las personas activas cuentan con la función renal mejor preservada que las sedentarias.

4. Realizar una dieta balanceada: La obesidad por sí misma es una causa de falla renal. Además, aumenta la posibilidad de sufrir diabetes e hipertensión arterial, otras de las causas de la enfermedad renal. Mantener su peso controlado, con una dieta con muchas frutas y verduras; y poca grasa, sal o azúcar es esencial para su salud renal.

5. Reducir el consumo de azúcar: Controlar el consumo de azúcar es esencial para una vida saludable, ya que ayuda a evitar la obesidad y a mantener niveles normales de glucosa en sangre. La diabetes es una de las principales causas de insuficiencia renal avanzada con necesidad de diálisis, pues provoca lesiones en los vasos sanguíneos lo que compromete el funcionamiento normal de los riñones.

6. Mantener el cuerpo hidratado: garantizar que el organismo esté hidratado es fundamental para nuestra salud y sobre todo para nuestros riñones, debido a que una buena hidratación ayuda a que el riñón pueda deshacerse de las sustancias perjudiciales para el organismo.

7. Evitar algunos medicamentos: Es importante no automedicarse debido a que el uso prolongado de medicamentos sin prescripción médica pueden desgastar el funcionamiento de los riñones, pudiendo provocar múltiples enfermedades, entre ellas la renal crónica.