La nariz del perro puede pasar de húmeda a seca durante el día. (Foto: 85Miranda / Pixabay)
La nariz del perro puede pasar de húmeda a seca durante el día. (Foto: 85Miranda / Pixabay)

Cuando un u otra mascota se acerca para que su dueño le haga cariño es común rozar su nariz y sentirla totalmente húmeda; sin embargo, hay momentos en donde esta se ve seca y más de uno se alarma pensando que está enfermo. Los motivos para que esto suceda son diversos y no todos son por problemas de salud. Aquí te los contamos. Toma nota.

MÁS INFORMACIÓN: Por qué los perros enseñan la barriga a sus dueños

Sin bien es algo habitual o puede presentarse porque estuvo mucho rato tumbado bajo el sol o en una habitación sin circulación de aire, lo que sí debe ser atendido de urgencia por un veterinario es si, además, presenta heridas, grietas o la sequedad se prolonga por varias días.

Qué ocasiona la nariz seca en mascotas

La humedad en la nariz se mantiene gracias a la segregación de mucosidad, la actividad de las glándulas nasales y los continuos lengüetazos en la zona. Si lo observas durante unos días, notarás que esto varía en momentos diferentes. Por ejemplo, estará más seca tras dormir varias horas o porque estuvo mucho rato bajo el sol. Aquí algunos factores que hacen que esto suceda en tu perro:

Clima

En lugares donde hace mucho frío, viento o sol, es normal que la nariz de la mascota se sientan menos húmedas.

Desde ‘Experto animal’ que si el perro ha estado mucho rato expuesto a las condiciones climáticas, se le puede lavar el hocico, secarlo suavemente y ponerle un poco de vaselina, crema hidratante o bálsamo para hidratar la zona.

Mala hidratación

Una nariz seca y agrietada puede ser consecuencia de una insuficiente hidratación, por eso es recomendable que tu mascota siempre tenga agua fresca a su disposición.

Defensas bajas

El veterinario es la persona ideal para determinar que esta sea una causa de la nariz seca. Tras algunos exámenes para ver cómo se encuentra su sistema inmune podrá recetarle suplementos alimenticios, cambiar de pienso o regular su alimentación. Esta debe ser sana, completa, equilibrada y adecuada a sus necesidades.

Moquillo o parvovirus

Estas enfermedades pueden ocasionar que tu mascota tenga la nariz seca y agrietada. Si además presenta síntomas como diarrea, vómitos o secreción nasal, es mejor que lo revise un especialista para descartar que las padezca.

Signos de alarma

Si bien ya hemos dicho que la nariz seca puede ser común en algunos perros, hay que prestar mayor atención si la nariz está muy caliente, sangra, aparecen llagas, secreción de color verdoso o amarillento, inflamación, bultos, si le cuesta respirar, hay congestión o se rasca constantemente. Ante estos casos acudir al veterinario.

TAGS RELACIONADOS