La salsa de tomate es uno de los productos más empleados en la gastronomía. Muchas personas la adquieren en los supermercados, pero puedes elaborarla tú mismo en casa de forma 100% natural.

El tomate es uno de los alimentos que no puede faltar en las casas para la elaboración de distintas recetas. Gracias a su versatilidad, se puede preparar pastas y hasta una salsa para que sea el acompañante de diferentes recetas.

La salsa de tomate que ofrecen en los supermercados está hecha no solo con tomate, sino con otros productos que pueden ser dañinos si se lo consumen de forma recurrente. La buena noticia es que puedes tener tu propia salsa casera 100% natural.

¿Cómo preparar salsa de tomate casera?

Sigue estas recomendaciones que brinda el canal para preparar tu propia salsa de tomate. Lo único que necesitarás es 20 tomates.

  • Utiliza 20 tomates rojos para iniciar la preparación de la salsa
  • Corta los tomates y colócalos en un bowl
  • Añade una cucharada de agua y llévalos a cocer por 15 minutos, a fuego medio alto
  • Después de 15 minutos, suavízalos un poco con un cucharón
  • Deja que se enfríe muy bien y luego incorpora los tomates en el vaso de tu refrigeradora
  • Licúa el tomate
  • Cuela el tomate en la misma olla donde cociste los tomates, a fuego medio. De esta manera, mientras cae la salsa se estará cocinando
  • Deja que la salsa se espese y remuévelo para que no se pegue a los costados de la olla
  • Para saber si la sala está lista, coloca un poco de esta en un plato. Si no se cae como cualquier líquido significa que está en su punto
  • Deja enfriar por completo y colócala en un frasco con ayuda de un embudo
  • Finalmente, guarda el envase en el refrigerador y la podrás utilizar hasta por un mes

Síguenos en nuestras redes sociales:


Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas