Pasar más tiempo frente a las pantallas, ya sea para las clases virtuales o para divertirse y comunicarse, puede generar tensión ocular, fatiga y dolores de cabeza en los niños. (Foto: Katerina Holmes / Pexels)
Pasar más tiempo frente a las pantallas, ya sea para las clases virtuales o para divertirse y comunicarse, puede generar tensión ocular, fatiga y dolores de cabeza en los niños. (Foto: Katerina Holmes / Pexels)

Con el inicio del no solo llega nuevamente el adaptarse a las clases de manera remota para priorizar el bienestar de los niños en la pandemia por COVID-19, sino el estar atentos a aquellos signos que demuestren que permanecer tantas horas frente a la computadora, tablet o smartphone está produciendo complicaciones en la visión. Si el menor presenta ojos rojos, dolores de cabeza, picazón y se acerca continuamente para mirar bien, es importante acudir a una revisión oftalmológica; además, desde casa se pueden aplicar ciertos para aliviar la molestia, así como recurrir a descansos y una buena iluminación del ambiente de estudio.

MÁS INFORMACIÓN: Qué ocasiona que un niño sienta estrés mientras lleva clases virtuales en casa

Es importante que los familiares estén al pendiente de cualquier señal que pueda manifestar el niño o niña, ya que a su corta edad no suelen decir con exactitud qué sienten en sus ojos. Uno de estos signos es observar si al menor se le desvía el ojo, si cuenta con un enrojecimiento por varios días, si se acerca a la pantalla de la computadora, tablet o laptop con frecuencia, si presenta dolores de cabeza o picazón en los ojos.

El Dr. Gerardo Arana, director médico de Oftálmica Clínica de la Visión, explica que la cantidad de veces que una persona parpadea por minuto es aproximadamente 18; sin embargo, cuando estamos frente a pantallas, esto disminuye a 5 parpadeos por minuto. Lo que podría ocasionar en los niños una inadecuada distribución de lágrimas generando en sus ojos irritación y ocasionando una fatiga visual. ¿Qué es lo que debes hacer?

Cómo prevenir daños en la vista

  • Contar con una buena iluminación: Si es de día, se sugiere que la pantalla y el ambiente tengan una luz similar. También puedes utilizar el filtro azul o colocar una mica protectora en la pantalla del computador.
  • Tomar descansos: Es vital que los menores hagan pausas entre cada clase virtual. Si ya son adolescentes pueden realizar la técnica del 20-20-20, la cual consiste que cada 20 minutos se mire por 20 segundos a 20 pies de distancia (6 metros aproximadamente).
  • Tener una adecuada posición del equipo: La parte superior de la laptop o computadora, deberá estar unos centímetros más abajo que el nivel de los ojos para una mejor distribución de las lágrimas.
  • Usar lubricantes oculares: Se recomienda que los alumnos con ayuda de sus padres se apliquen una gota de lubricante ocular antes de iniciar con las clases para que sus ojos estén humectados y se eviten incomodidades.

Remedios caseros

Si bien es importante que los niños pasen por una revisión oftalmológica de forma periódica, más aún cuando toman clases virtuales, hay ciertos trucos caseros que se pueden aplicar para disminuir las molestias en sus ojos, como la fatiga ocular.

Según especialistas, un cuadro de ojos cansados se caracteriza por una sensación de pesadez en los mismos, hinchazón, enrojecimiento, visión borrosa, lagrimeo, sensibilidad a la luz, e incluso dolores de cabeza.

Manzanilla

Esta es una planta medicinal muy beneficiosa para la fatiga ocular y para aliviar los ojos cansados de manera inofensiva. Usada también para la conjuntivitis o los orzuelos, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Se necesita preparar una infusión de manzanilla, esperar a que enfríe, empapar dos gasas o discos de algodón en ella y colocar sobre los párpados durante unos 20 minutos. Luego se sentirá gran alivio y frescura.

Pepino o patata

Unas rodajas bien frías de pepino o papas es una buena solución natural para los ojos cansados. Esto relajará y brindará humedad.

Hay que cortar unas rodajas y meterlas por unos minutos a la nevera. Luego colocarlas sobre los ojos por unos 15 minutos mientras se está echado boca arriba.

Gel de aloe vera

Es un gran remedio casero para reducir la sensación de ardor y pesadez gracias a sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y calmantes.

Lo más recomendable es adquirir el gel que se encuentra en el interior de una hoja de sábila y aplicarla directamente por todo el contorno de los ojos, dejando que actúe durante 15 minutos. Otra opción es comprar un gel de aloe vera puro y usarlo del mismo modo o empapar unas gasas con el líquido y colocarlas sobre los párpados, según desde unCOMO.

Bolsitas de té frías

Este tratamiento natural para los ojos cansados es muy sencillo. Introducir las bolsitas de té en la nevera y una vez bien frías, aplicar sobre los párpados, dejando que actúen por 15 minutos.

Agua fría

Para aliviar la fatiga ocular no hay nada mejor que refrescar la cara y la zona de los ojos con un poco de agua fría. Esto ayudará a que los párpados estén menos hinchados y enrojecidos. También se puede mojar un paño limpio y colocarlo sobre el área de los ojos.