Apple Watch salvó la vida de una mujer de USA de un coágulo de sangre mortal. (Foto: Pexels)
Apple Watch salvó la vida de una mujer de USA de un coágulo de sangre mortal. (Foto: Pexels)

Las historias sobre las alertas de frecuencia cardíaca anormal del y cómo salvaron vidas son bastante comunes, pero esta vez el popular smartwatch salvó a una mujer joven en una situación que era particularmente inusual para alguien de su edad: una embolia pulmonar. Esta es su historia.

Mira también:

Estas historias aparecen principalmente en los anuncios de Apple, sobre cómo el monitoreo de la frecuencia cardíaca y la detección de situaciones anormales en su reloj ha salvado vidas muchas veces, pero esta vez salvó la de Kimmy Watkins, una mujer de 29 años de Cincinnati, Estados Unidos, al detectarte una embolia pulmonar mientras dormía.

El Apple Watch, al igual que otros relojes inteligentes, mide la frecuencia cardíaca a lo largo del día y cada vez que lo usas. A diferencia de otros productos, también detecta una frecuencia cardíaca alta o anormal en reposo. Con Watkins, detectó una frecuencia cardíaca de 178 mientras dormía. El reloj comenzó a sonar y la despertó de su sueño, según informó el medio .

Watkins, que no se sentía bien, buscó ayuda médica y le diagnosticaron una embolia pulmonar, una afección potencialmente mortal con una tasa de mortalidad del 50 por ciento. El reloj le salvó la vida.

“Tengo mucha suerte, y si mi sueño no hubiera sido interrumpido, mi pareja me habría encontrado dormida en el sofá o no realmente dormida”, dijo Watkins al citado medio local. Tener una frecuencia cardíaca de 178 latidos por minuto es comparable a la de un atleta en su máximo rendimiento.

VIDEO RECOMENDADO

Cómo es el Titán, el sumergible desaparecido que llevaba a turistas y expertos a visitar los restos del Titanic
Grupos de expedición y de rescate recorren el Atlántico Norte en busca de un sumergible que tenía por objetivo recorrer el área donde yacen los restos del transatlántico Titanic.

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas