Gary Stephens, el tatuador amigo de la pareja, fue el encargado de hacer el curioso retrato, al que añadió algunas papaditas de más. (Foto: Pixabay/ referencial)
Gary Stephens, el tatuador amigo de la pareja, fue el encargado de hacer el curioso retrato, al que añadió algunas papaditas de más. (Foto: Pixabay/ referencial)

Hay muchas maneras de sorprender a tu pareja con un sencillo regalo por Navidad. Puedes comprarle su perfume favorito, un libro, entre otras opciones. Sin embargo, un hombre se llevó el premio a la creatividad por tatuarse una fotografía de su esposa en una de sus piernas. Este acto sonaría conmovedor, pero lo que lo convierte en sorprendente es que la imagen muestra a la mujer durmiendo con la boca abierta, una pose poco favorecedora.

Es común que las parejas se hagan tatuajes que representen su amor, aun sabiendo que la relación algún día podría terminar. Son riesgos que asumen llevados por la pasión; eso lo sabe bien James McGraw, un hombre de Portsmouth, Reino Unido, que decidió regalarle a su esposa una sorpresa que no podrá rechazar. La imagen fue compartida en su perfil de , donde la publicación se hizo viral.

McGraw quería vengarse de su esposa Kelly por regalarle un corte de cabello poco favorecedor, fue así como al encontrar una fotografía de ambos dentro de un avión, decide contactar a un tatuador que pueda plasmarla en una de sus piernas.

Lo que parecería una linda sorpresa terminó siendo un regalo vergonzoso para la mujer, pues la foto no es más que un selfie tomado por James riéndose al lado de su esposa, quien duerme plácidamente con la boca abierta. Gary Stephens, el tatuador amigo de la pareja, fue el encargado de hacer el curioso retrato, al que añadió algunas papaditas de más.

“Hay una línea y él la ha cruzado a lo grande. Somos una familia normal pero nuestras bromas se salieron de control. [Al inicio] estaba horrorizada. No lo podía creer. Odiaba mucho la foto”, comentó Kelly en Facebook. Además, advirtió a James que su venganza será dulce, así que lo mejor será que ande con cuidado.

James compartió las fotografías en su cuenta de Facebook, con la descripción: “No sé cuál es su problema. . . a todos los demás parece gustarles”. Fue así como su historia se hizo viral, generando cientos de reacciones y comentarios de personas que lo consideran todo un crack.

James compartió las fotografías en su cuenta de Facebook, con la descripción: “No sé cuál es su problema. . . a todos los demás parece gustarles”.
James compartió las fotografías en su cuenta de Facebook, con la descripción: “No sé cuál es su problema. . . a todos los demás parece gustarles”.

TE PUEDE INTERESAR