Un video viral muestra la curiosa reacción de una mujer que se quedó sin peluca durante una revisión de seguridad en un aeropuerto. | Crédito: Pixabay / Referencial
Un video viral muestra la curiosa reacción de una mujer que se quedó sin peluca durante una revisión de seguridad en un aeropuerto. | Crédito: Pixabay / Referencial

Un compartido en más de una relata la hilarante experiencia de una mujer en con el personal de seguridad de un aeropuerto después que le pidieran quitarse la gorra que llevaba puesta durante una inspección, sin saber que estaba adherida a la peluca que llevaba puesta.

En las imágenes, publicadas en por la cuenta , se aprecia lo que ocurrió el pasado 7 de mayo cuando la fémina estuvo cara a cara con los agentes de la (TSA, por sus siglas en inglés) en en al volver de , .

Sin embargo, lo que Brinta –el nombre de pila de la protagonista del – no esperaba era que iban a pedirle quitarse el accesorio que cubría su cabeza, que a su vez llevaba adherida su larga melena falsa. “Cuando TSA evita que seas fabulosa”, escribió en junto a un jocoso intercambio de palabras entre ella y el agente de seguridad.

MÁS INFORMACIÓN: Como Tom Hanks en ‘La Terminal’: Vivió durante 3 meses en el aeropuerto de Chicago sin ser detectado

En el colmo de la ironía, la gorra que llevaba puesta tenía impresa la frase “Mal Día de Cabello”, que casualmente es la forma cómo se comercializa el producto perteneciente a la pequeña empresa Wig Caps by Tasha, cuya fama y ventas en redes sociales se incrementaron gracias al de Brinta.

Los internautas en más de una red social no solo alabaron a Brinta por su buen sentido del humor al verse enfrentada a esta situación, sino que también felicitaron al agente de seguridad del aeropuerto que la inspeccionó por ser tan cooperativo con ella y devolverle lo más rápido posible la gorra con su peluca adherida.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Colectas y rifas para pagar el tratamiento de COVID-19 en Paraguay
Nanci González llevó a su hermano enfermo de COVID-19 a un hospital del seguro social en Asunción, pero estaba tan saturado que lo trasladó a una clínica privada donde quedó internado en terapia intensiva. Se salvó, aunque ahora la deuda de la familia es enorme. (Fuente: AFP)