El cubo de Rubik cambia de color según el lado por donde lo mires. Algo que hace imposible que logre resolverse. | Foto: Captura PR TIMES TV
El cubo de Rubik cambia de color según el lado por donde lo mires. Algo que hace imposible que logre resolverse. | Foto: Captura PR TIMES TV

El es, quizás, el rompecabezas más popular de todos los tiempos y en torno a él existe todo un universo de referencias desde sociales, culturales y empresariales. Se organizan hasta mundiales de cubos de Rubik, en líneas generales es un éxito sin precedentes para ser tan solo un rompecabezas.

Sin embargo, su gran éxito se convirtió en su condena. El juego se volvió tan popular que el cubo de Rubik clásico es muy sencillo de resolver para muchas personas y en internet es muy fácil encontrar tutoriales de todo tipo para conseguir el objetivo: encajar las seis caras del cubo con el mismo color.

Ahora en Japón se ha lanzado lo que seguramente será el más difícil de resolver en toda la historia y es llamado el Rubik’s Cube Impossible. La empresa MegaHouse, subsidiaria de Bandai Namco, es quien se encargó de crear este increíble rompecabezas.

Es un cubo normal en su funcionamiento, pero con la característica de que sus pequeños cubos cambian de color según el ángulo con que se los mire. Como es necesario realizar infinidad de giros, pues el cubo de Rubik se convierte en todo un reto.

Para probar su extrema dificultad, se le dio dos de estos nuevos cubos de Rubik a dos campeones. El récord de cada uno, con un cubo de Rubik convencional, es de un minuto sin embargo con el Rubik’s Cube Impossible uno de ellos se dio por vencido y el otro tardó cerca de tres horas en completarlo.