Un confuso incidente casi convierte a un Porsche de 1939 en uno de los autos clásicos más caros de la historia. (Foto: rmsothebys.com)
Un confuso incidente casi convierte a un Porsche de 1939 en uno de los autos clásicos más caros de la historia. (Foto: rmsothebys.com)

► 

► 


| Un error que costó miles de dólares. Setenta a la una, setenta a las dos… ¡Vendido en setenta millones de dólares! Un confuso incidente hizo que un Porsche 1939 Type 64 acabara vendiéndose por mucho más de los 20 millones de dólares que se tenía estimado en una famosa subasta en . Todo quedó registrado en video y se hizo viral en cuestión de minutos en redes sociales como .

Todo ocurrió en la Semana del Auto de Monterey, en California, donde el vehículo en mención fue ofertado al mejor postor. La puja inicial de 13 millones de dólares que comunicó el subastador fue entendida por los potenciales compradores como 30 (ya que en inglés thirteen y thirty suenan parecido) y desde ahí todo comenzó a ir cuesta abajo, mejor dicho, arriba.

El usuario Sean Winograd compartió en su canal de YouTube el video del remate en el que se aprecia el momento exacto en el que el error provocó que las ofertas por el vehículo antiguo se dispararan desde los 30 hasta los 70 millones de dólares antes de que las personas a cargo se percataran de que la cifra estaba equivocada y recalcaran que en realidad eran “17 millones”.

Es decir, el video de YouTube muestra claramente que la subasta no comenzó en 30 millones de dólares ni mucho menos tenía que cerrar en la cifra récord de 70 millones, con la que iba a convertirse en el remate más costoso de un auto de toda la historia. Si bien el subastador intentó aclarar el malentendido, el público se mostró molesto y confundido por lo ocurrido.

Al parecer el auto no llegó a venderse al mejor postor ya que todavía figura como disponible en la , organizadora de la subasta. La oferta final de 17 millones de dólares no procedió aunque un comunicado oficial de la institución posterior a los hechos da a entender lo contrario.

“Ni bien se abrieron las ofertas por el Type 64, los incrementos fueron escuchados erróneamente y mostrados en la pantalla, causando una infortunada confusión en la sala. Esto no fue un chiste ni una broma de parte del personal de RM Sotheby’s, sino de una infortunada equivocación amplificada por la emoción en la sala. La subasta no se canceló. El auto llegó a la máxima oferta de 17 millones de dólares”, se lee en su pronunciamiento.

TAGS RELACIONADOS