• El accionar de la perrita ha llamado la atención en redes. (Pixabay / Alexas_Fotos)
    1/5

    El accionar de la perrita ha llamado la atención en redes. (Pixabay / Alexas_Fotos)

  • 'Xena' estaba esperando que su dueña le diga que empiece a correr. (YouTube: ViralHog)
    2/5

    'Xena' estaba esperando que su dueña le diga que empiece a correr. (YouTube: ViralHog)

  • Cuando escuchó "ok" salió 'disparada' de su sitio. (YouTube: ViralHog)
    3/5

    Cuando escuchó "ok" salió 'disparada' de su sitio. (YouTube: ViralHog)

  • Su dueña la observaba mientras iba manejando su automóvil. (YouTube: ViralHog)
    4/5

    Su dueña la observaba mientras iba manejando su automóvil. (YouTube: ViralHog)

  • Cuando le dijo que frenara, la perrita se detuvo sin problemas. (YouTube: ViralHog)
    5/5

    Cuando le dijo que frenara, la perrita se detuvo sin problemas. (YouTube: ViralHog)

Una perrita llamada ‘Xena’ se volvió protagonista de un video viral de al ser grabada mientras corre a una gran velocidad por un terreno descampado en Bakersfield, , en ).

De acuerdo al video viral compartido en el canal de YouTube ViralHog, la perrita aparece en un primer momento esperando que su dueña, a bordo de un automóvil, le diga que empiece a correr mientras la ‘acompaña’ manejando el vehículo.

Al cabo de unos segundos, cuando 'Xena' escuchó “ok” salió ‘disparada’ de su sitio, dejando en evidencia la gran velocidad que posee.

“Esta es 'Xena', mi Pinscher Doberman de 5 años. La he entrenado desde que era una cachorra para no salir a la calle. Corre a una velocidad de 30 mph (millas por hora) y ama esta actividad", se lee en la descripción del video viral de YouTube.

Diversos usuarios, al ver la grabación, quedaron impactados con la velocidad que tiene la perrita y recalcaron que no habían visto algo similar.

Si bien el video viral de YouTube dura apenas 32 segundos, ha dado la vuelta al mundo por la escena. Aquí te dejamos el clip para que lo aprecies.

Si te llamó la atención este video, no puedes dejar de ver el momento en que un cuervo intentó detener la pelea entre dos gatos de una singular manera.