Rich Paul es un agente deportivo estadounidense de 39 años (Foto: Rich Paul / Instagram)
Rich Paul es un agente deportivo estadounidense de 39 años (Foto: Rich Paul / Instagram)

La londinense Adele Laurie Blue Adkins, más conocida como, es una de las artistas musicales con mayores ventas del mundo. Con temas como “”, “Someone like you” y “Hello”, la intérprete de 33 años logró ganarse el corazón de millones de oyentes a nivel internacional.

MÁS INFORMACIÓN: Adele se luce junto al agente deportivo Rich Paul, quien sería su nueva pareja

En sus casi 16 años de carrera, la cantante ha ganado más de 50 premios y diversos Récords Guinness, llegando a ser considerada por Chris Molanphy, de Rolling Stone, como la “Reina del Pop”. Así mismo, su destreza vocal la hizo ser llamada “La nueva Amy Winehouse”.

En 2016, Adele se casó con Simon Konecki, un empresario con el que mantuvo siete años de relación hasta su divorcio en marzo de 2021. Tras una tormentosa relación con el alcohol y un largo periodo de ataques de ansiedad, la cantante pudo superar su separación y encontró nuevamente el amor en otro hombre. Conoce todos los detalles, a continuación.

MÁS INFORMACIÓN: La evolución de la cantante británica Adele desde que saltó a la fama
Adele confirmó su relación con el agente deportivo Rich Paul (Fotos: AFP/ UTA)
Adele confirmó su relación con el agente deportivo Rich Paul (Fotos: AFP/ UTA)

¿QUIÉN ES RICH PAUL?

Rich Paul es un agente deportivo estadounidense de 39 años, fundador de Klutch Sports Group. Nació el 16 de diciembre de 1981 y se crio en Cleveland, Ohio, donde su padre Rich Sr. era dueño de una tienda llamada R & J Confectionery.

En su juventud, se matriculó en la Universidad de Akron, pero se trasladó a Cleveland State cuando su progenitor fue diagnosticado con cáncer intestinal, llegando a abandonar los estudios tras la muerte de Rich Sr.

MÁS INFORMACIÓN: Adele y su ex esposo Simon Kinecki ocultaron que su divorcio costó US$ 171 millones

SUS INICIOS EN EL DEPORTE

Siempre quiso ser un atleta, pero sabía que tenía que analizar las cosas más allá de lo evidente para poder cumplir sus metas, es así que empezó a pensar como un hombre de negocios.

En 2002, Rich Paul conoció a su primer cliente, LeBron James, mientras ambos esperaban un vuelo con destino a Atlanta. El novio de Adele vendía camisetas deportivas antiguas, cuando una de sus Houston Oilers impresionó a James. Es así como al poco tiempo de que el baloncestista fuera reclutado por la NBA, ambos empezaron a trabajar juntos, en compañía de sus amigos de la infancia Maverick Carter y Randy Mims.

Tras unirse al grupo de Lebron James, Paul formó importantes conexiones que lo ayudaron a comenzar su propia agencia.

MÁS INFORMACIÓN: Las históricas fotos del viaje de Selena Quintanilla a Acapulco en 1993

ES UNO DE LOS MEJORES EN SU ÁREA

Al igual que Adele es un ícono en la música, su novio lo es en la escena deportiva. El estadounidense representa a los jugadores más importantes de baloncesto, como LeBron James, Ben Simmons y Trae Young.

En un perfil de The New Yorker, Paul fue descrito por un gerente general de la NBA como “absolutamente implacable en conseguir a sus jugadores lo que quieren, y utilizará todos los medios a su alcance para lograrlo”.

SACARÁ UN LIBRO

El representante de las estrellas planea sacar un libro sobre su vida junto a ‘Roc Lit 101′, la división editorial de Jay-Z y una editorial de Random House. Las memorias de Rich Paul llevarán el título ‘Lucky Me’ y documentarán su educación en Cleveland, al igual que su ascenso como agente deportivo..

“Lucky Me es más que mi historia. Lucky Me es la historia de todos los jóvenes negros que crecieron como yo. Quiero usar mi historia para animar e inspirar a quienes vivieron esto y educar a quienes no lo hicieron. No puedo decirles lo que significa asociarse con mi amigo y mentor Jay-Z en este proyecto. Lucky Me era el nombre del libro incluso antes de hablar con Jay porque su música era la banda sonora de mi vida“, declaró el ohioano a .

EL CAMBIO DE LOOK DE ADELE TRAS SU DIVORCIO

Según contó Adele, ella no se marcó como objetivo perder peso, sino que recurrió al ejercicio como una forma de lidiar el estrés y la ansiedad tras cumplir 30 años y separarse. Acudir al gimnasio fue la solución que encontró para “despegarse del teléfono celular”, al que reconoce que se volvió un poco adicta, y, así, en 2019 comenzó un proceso para establecer una rigurosa rutina de entrenamiento.

Mi cuerpo ha sido cosificado a lo largo de toda mi carrera. No solo ahora. Comprendo que pueda haber sido toda una sorpresa”, reconoció antes de hablar el tema que realmente le preocupa: la reacción del público femenino.

“Entiendo por qué algunas mujeres se sintieron especialmente dolidas. A nivel visual, yo representaba a muchas de ellas, pero sigo siendo la misma persona. Lo peor de todo es que las conversaciones más brutales se produjeron entre otras mujeres acerca de mi cuerpo. Me sentí muy decepcionada, consiguió herir mis sentimientos”, aseguró.

Asimismo, Adele también dijo que sus rutinas se basaban en pesas por la mañana y alguna actividad como el boxeo por la tarde, dejando los ejercicios de cardio para las noches. “Básicamente, estaba en el paro cuando hacía todo eso. Y tenía a mis entrenadores. Sé que no es realista para la mayor parte de la gente”, precisó.

La última vez que se supo de Adele fue en octubre del 2020. (Foto: Adele / Instagram)
La última vez que se supo de Adele fue en octubre del 2020. (Foto: Adele / Instagram)

¿CÓMO SE CONOCIERON ADELE Y SU EX ESPOSO?

Adele y Simon se conocieron en 2011 gracias a Ed Sheeran, amigo en común de ambos. Desde entonces empezaron a salir y en 2012 se convirtieron en padres, luego que en octubre de ese año la intérprete de “Rolling in the Deep” diera a luz al primer y único hijo de ambos.

Los rumores de separación de la pareja iniciaron en 2014, pero ellos los desmintieron y en 2016 se casaron. Sin embargo, apenas 3 años después, en setiembre de 2019, llegó el comunicado oficial con el que se anunció el fin de su relación.

LA CUSTODIA DE SU HIJO

Según el portal TMZ, uno de los puntos estipulados precisa que la cantante británica de 32 años no tendrá que pagar manutención a Konecki. Asimismo, acordaron compartir la custodia de su hijo Angelo de 8 años y por ello, tampoco se ha fijado una pensión para el menor.

Aunque la mayor parte de esta conciliación se ha mantenido en secreto, algunas fuentes apuntaron al principio que Adele habría tenido que ceder el 50 % su patrimonio, estimado en 171 millones de euros, a Simon Konecki, ya que no firmaron ningún acuerdo prenupcial.

VIDEO RELACIONADO

Adele impacta en la portada de Vogue de noviembre
Adele impacta en la portada de Vogue de noviembre






TAGS RELACIONADOS