“El baile de las luciérnagas” está basada en la novela del mismo nombre de Kristin Hannah, de 2008 (Foto: Netflix)
“El baile de las luciérnagas” está basada en la novela del mismo nombre de Kristin Hannah, de 2008 (Foto: Netflix)

Basada en la novela del mismo nombre de Kristin Hannah, ”“ (“Firefly Lane” en su idioma original) es la serie de que protagonizan Katherine Heigl y Sarah Chalke y que desde su estreno del 3 de febrero de 2021, se encuentra en las primeras posiciones del top 10 del servicio de streaming en varios países del mundo, incluidos España y Estados Unidos.

MÁS INFORMACIÓN: Absolutamente todo sobre la segunda temporada de “El baile de las luciérnagas”

Desarrollada por Maggie Friedman para , la serie sigue la historia de Kate y Tully, dos mejores amigas que prácticamente crecen juntas tras conocerse desde la adolescencia. Ellas atraviesan todo tipo de situaciones durante más de 30 años, resolviendo problemas personales y profesionales en tres líneas de tiempo diferentes, dando saltos entre el pasado y el presente para explicar mejor la historia.

Kate y Tully se conocieron en la década de 1970 mientras asistían a Reeves Junior High School y se volvieron aún más cercanas mientras perseguían sueños profesionales en Seattle de 1980. Cada episodio de la temporada 1 de va y viene a través del tiempo, proporcionando el contexto apropiado para lo que los personajes viven en el 2003.

“El baile de las luciérnagas” se basa en una novela de 2008 del mismo nombre de Kristin Hannah (Foto: Netflix)
“El baile de las luciérnagas” se basa en una novela de 2008 del mismo nombre de Kristin Hannah (Foto: Netflix)
MÁS INFORMACIÓN: “El baile de las luciérnagas”: diferencias entre la serie de Netflix y la novela de Kristin Hannah

Durante la adolescencia de Kate, se ve que ella usaba unas gafas grandes que no le quedan y que se le caen constantemente de la nariz; mostrándola como una chica nerd. La novela original de Kristin Hannah explica por qué.

En la década de 1970, Kate, de 14 años, usaba lentes ligeramente diferentes en la novela de Kristin Hannah. Se describen como “anteojos con montura de cuerno” que están “irremediablemente desactualizados”.

Según Screenrant, los lentes masivos y las monturas gruesas que Katie usa en el desfile no eran infrecuentes en 1970. Sin embargo, la familia de Katie no puede pagar anteojos nuevos, lo cual es una situación extremadamente común y fácil de identificar para muchos niños y adolescentes que usan anteojos.

Es comprensible que una familia de clase trabajadora con dos hijos no pueda permitirse comprar anteojos nuevos cada vez que cambia el estilo popular, o incluso comprar un estilo popular para empezar.

Kate y Tully se conocieron en la década de 1970 mientras asistían a Reeves Junior High School y se volvieron aún más cercanas mientras perseguían sueños profesionales en Seattle de 1980. (Foto: Netflix)
Kate y Tully se conocieron en la década de 1970 mientras asistían a Reeves Junior High School y se volvieron aún más cercanas mientras perseguían sueños profesionales en Seattle de 1980. (Foto: Netflix)

Cabe señalar que, en el cine y la televisión, los anteojos se utilizan a menudo para exagerar el hecho de que alguien es sencillo, tímido e irreconocible cuando se quita las gafas. Pero a pesar de que el tropo nerd probablemente estaba en juego para Kate en la temporada 1 de “Firefly Lane”, hay una línea en el libro en la que se basa la serie que explica aún más las gafas de Kate.

Al final, los anteojos de gran tamaño de Kate logran su propósito al reflejar el estado de clase trabajadora de su familia y sirven para hacerla parecer modesta y nerd. El par de anteojos no le queda tan bien a la actriz Roan Curtis, quien probablemente no actuó la mayoría de las veces que tuvo que evitar que los gigantes anteojos se le cayeran de la cara.

Aunque la serie de Netflix no hace hincapié en que Kate cambie sus gafas por un estilo más moderno, la implicación es la misma: Kate era una adolescente incómoda que se convirtió en una mujer mucho más elegante y una adulta adinerada.