Tráiler de "El padrino: Parte III", donde Al Pacino repite como Michael Corleone por última vez (Video: Paramount Pictures)

“El padrino: Parte III” no debía ser la última película de la saga. A pesar de no haber repetido el brillo de los dos primeros títulos, la tercera parte de la historia de la familia Corleone casi obtiene una continuación hace varios años. El director Francis Ford Coppola y el escritor Mario Puzo llegaron a diseñar la trama de un relato que, lamentablemente, nunca saltó a la pantalla grande.

En principio, “” (”The Godfather” en su idioma original) fue estrenada en 1972 y en poco tiempo ascendió al limbo de las joyas del cine a partir del drama en torno a un clan del crimen de Nueva York, los Corleone. Con las actuaciones de Marlon Brando, Al Pacino, Robert Duvall, James Caan, entre otros, la obra de Coppola es considerada una de las mejores de todos los tiempos, al igual que su secuela, de 1974, que incluso catalogan como aún más grande que la cinta original.

Varios años después, en 1990, apareció la tercera parte, que Coppola, según , no ejecutó de buena gana. La película siguió los intentos de Michael Corleone (Pacino) de legitimar los negocios de la familia, al tiempo que surgía una nueva generación de gánsteres, encabezada por Vincent (Andy García), el hijo de Sonny (Caan). ¿Cómo le fue al filme? Si bien no es malo, no repite los estándares de los dos primeros, tanto a nivel de cinematografía como de actuación. No obstante, como ya había hecho esta secuela, Coppola quería hacer una más.

¿DE QUÉ IBA A TRATAR EL PADRINO 4?

"El padrino: Parte III" no debía ser la última película de la saga de los Corleone (Foto: Paramount Pictures)
"El padrino: Parte III" no debía ser la última película de la saga de los Corleone (Foto: Paramount Pictures)

En la sección de comentarios del DVD de “El padrino: Parte III”, Coppola compartió el plan que había diseñado con Puzo, guionista y autor de la novela original, para “El padrino: Parte IV”.

Para comenzar, la película habría adoptado la misma estructura de “El padrino: Parte II”. Es decir, habría presentado al menos dos líneas de tiempo, una del pasado y otra del presente.

  • En la del presente, Vincent habría sido el jefe de la familia Corleone.
  • En la del pasado, se habría retomado el ascenso de Vito Corleone, caracterizado en su juventud por Robert De Niro, desde que mata a Don Fanucci (Gastone Moschin) hasta su transformación en la figura poderosa que interpretó Marlon Brando, pero desde los ojos de Sonny.

Coppola quería rescatar al personaje de James Caan a pesar de su muerte en la primera película. ¿Con qué intención? Para repetir el vínculo entre padre e hijo que marcó la segunda parte, esta vez con Sonny y Vicent en lugar de Vito y Michael.

En el presente, Vicent sumergiría al clan en el narcotráfico, mientras buscaría vengarse de su mayor rival, Michael Corleone, aunque al final solo compartiría una escena con el personaje de Pacino, ya retirado del negocio.

¿Por qué no se hizo esta película a pesar de haberse pensado su estructura? “El padrino: Parte IV” nunca fue escrita y terminó por ser enterrada tras la muerte de Mario Puzo en 1999, a pesar de haber sido prematuramente anunciada por The Hollywood Reporter algunas semanas antes del fallecimiento del novelista. Aún así, suena interesante el planteamiento, aunque también que hay que reconocer que habría sido complicado rescatar al elenco original por haber pasado tantos años desde los dos primeros títulos. Coppola tampoco estaba seguro de que funcionaría.

COPPOLA, VARIOS AÑOS DESPUÉS

En 2017, Coppola compartió algunas ideas sobre una nueva versión de “El padrino: Parte IV” que se le ocurrieron a partir de la coyuntura política argentina y, en especial, del político kirchnerista Julio de Vido, que entre octubre de 2018 y diciembre de 2019 permaneció en prisión por cargos de corrupción.

La película comienza en 1997, donde la dejé, cuando Michael muere por una apoplejía. Un hábil Julio de Vido, quien era el contador de Inmobiliare, aprovecha la oportunidad para quedarse con el control de este imperio y utilizar los miles de millones que genera para estrechar lazos con Irán, Cuba y Venezuela. A partir del 2003 la historia es bastante conocida por todos. Más que eso no puedo contar”, declaró a , aunque no puede saberse si hablaba en serio. Después de todo, en 2012 declaró a que “dudo que pueda ocurrir una cuarta película”.

MÁS SOBRE EL PADRINO