Henry Cavill se hizo mundialmente famoso por interpretar a Superman. (Foto: AFP)
Henry Cavill se hizo mundialmente famoso por interpretar a Superman. (Foto: AFP)

, mundialmente famoso por interpretar a Superman en el Universo de DC, se ha convertido en uno de los actores más exitosos de Hollywood. El actor británico ha interpretado a un gran número de personajes a lo largo de su carrera, pero también ha sido rechazado en varias ocasiones, como la vez que no logro conseguir el papel de James Bond para la pantalla grande.

MÁS INFORMACIÓN: “Enola Holmes”: Millie Bobby Brown y Henry Cavill regresan en la secuela de la película de Netflix

pudo haber sumado otro éxito en su trayectoria interpretando a James Bond en “Casino Royale”, pero fue rechazado por su aspecto físico. La experiencia no lo detuvo en su camino a la fama, por el contrario, lo impulsó a mejorar como actor.

El hecho ocurrió cuando el tenía 23 años y realizó un casting en el que tuvo que recrear una escena de una de las películas de la era de Sean Connery. ¿Qué pasó? A continuación, todos los detalles.

MÁS INFORMACIÓN: Henry Cavill: las mujeres que conquistaron a Superman

HENRY CAVILL: POR QUÉ FUE RECHAZADO PARA INTERPRETAR A JAMES BOND EN “CASINO ROYALE”

En una entrevista para la revista “Men’s Health”, reveló que cuando tenía 23 años hizo casting para interpretar a James Bond en la película “Casino Royale” (2006). Sin embargo, el director Martin Campbell le explicó que debido a su peso no podría quedarse con el papel.

Durante el casting, el actor británico tuvo que salir del baño envuelto en una toalla y recrear una escena de las películas de la era de Sean Connery. En ese entonces, Cavill no hacía ejercicio ni mantenía una dieta saludable como lo hace ahora.

“Hubiera podido haberme preparado mejor. Recuerdo que Martin Campbell, el director, me dijo: ‘Parece que estás un poco gordito, Henry’. No sabía cómo entrenar o hacer dieta”, narró.

Cavill mencionó que, en aquella época, estaba acostumbrado a la decepción del negocio de la actuación ya que no era la primera vez que lo rechazaban para interpretar un papel.

“Me alegro de que me lo haya dicho, me lo tomé muy bien y me ayudó a mejorar. No estuve precisamente encantado de no obtener el papel, pero estaba acostumbrado a estar decepcionado y no era nada nuevo para mí”, comentó a la publicación.

Anteriormente, Cavill también participó en el casting de “Crepúsculo”, en donde no logró convencer a la producción. Él iba a dar vida a Edward Cullen, el famoso vampiro de la saga, pero Robert Pattinson se quedó finalmente con el papel.

Tras algunas experiencias negativas, Henry Cavill se propuso mejorar, tanto su nivel actoral como su apariencia física. Tras rutinas de ejercicios y rigurosas dietas logró convertirse en “El Hombre de Acero”, uno de los personajes que mayor éxito y reconocimiento mundial le ha dado en su carrera.