Oka Giner es una actriz mexicana que ganó popularidad por su papel como Bárbara Fuenmayor en el 2013 en la serie "Gossip Girl: Acapulco". (Foto: Oka Giner/ Instagram)
Oka Giner es una actriz mexicana que ganó popularidad por su papel como Bárbara Fuenmayor en el 2013 en la serie "Gossip Girl: Acapulco". (Foto: Oka Giner/ Instagram)

es el nueva serie de Netflix que es todo un éxito en Latinoamérica. La producción ha logrado cautivar al público de toda la región, especialmente en México, donde ha tenido una gran acogida. Ludwika Paleta y Paulina Goto protagonizan esta comedia dramática que rápidamente se ha posicionado en el top 10 de las más vistas de la plataforma de streaming.

MÁS INFORMACIÓN: “Madre solo hay dos”: la historia detrás del ingreso de Ludwika Paleta y Paulina Goto a la serie mexicana de Netflix

Creada y escrita por Carolina Rivera y Fernando Sariñana, sigue la historia de dos madres que, por el error de una enfermera, intercambian a sus hijas recién nacidas sin saberlo y que al descubrir la negligencia, en lugar de alejarse de las niñas que creían suyas, deciden vivir las cuatro juntas como una extraña pero bonita familia.

El éxito que ha obtenido es indiscutible ya que una semana después de su estreno, Netflix confirmó la segunda temporada de la serie mexicana; y ahora los fans quieren saber todo acerca de esta producción.

Entre el elenco de actores que aparecieron en de nueve capítulos se encuentra , quien interpretó a Elena. Al comienzo de la historia, ella fue la novia de Mariana (Paulina Goto) y después de convirtió en su socia. La actriz de Chihuahua interpretó bien este personaje, pero tuvo que mentir para poder entrar a la serie de Netflix.

Oka Giner es una actriz mexicana que ganó popularidad por su papel como Bárbara Fuenmayor en el 2013 en la serie "Gossip Girl: Acapulco". (Foto: Oka Giner/ Instagram)
Oka Giner es una actriz mexicana que ganó popularidad por su papel como Bárbara Fuenmayor en el 2013 en la serie "Gossip Girl: Acapulco". (Foto: Oka Giner/ Instagram)
MÁS INFORMACIÓN: Por esta razón están criticando “Madre solo hay dos”, la serie de Ludwika Paleta y Paulina Goto

“MADRE SOLO HAY DOS”: LA MENTIRA QUE CONTÓ OKA GINER PARA PODER INTERPRETAR A ELENA

Oka Giner concedió una entrevista a Netflix y recordó el desafío que se le planteó al hacer su personaje. “Desde que hice el casting de Elena no sabía que iba a cantar. Me dijeron, ¿Oka sí cantas, verdad? Y yo colapsé. A mí me enseñaron tú miente, tú sabes hacer de todo y ya en el set aprenderás. De verdad nunca pasó”, reconoció la actriz de 28 años.

Cabe señalar que su personaje, Elena, era la vocalista de un grupo musical. En un capítulo de la serie de Netflix, Mariana asiste a una de las tocadas de Elena y esa fue justo la escena que causó incomodidad a Oka Giner.

La actriz mexicana admitió que antes del rodaje le dijeron que la iban a doblar con otra voz, pero aún así siguió intranquila. “Siempre me dijeron: ‘Oka, no te preocupes te van a doblar’, pero aun sabiéndolo era una cosa que yo no podía”, confesó la joven.

Giner nació en Camargo, Chihuahua. De niña participó en concursos de belleza y cuando tenía 17 años de edad comenzó a modelar localmente, apareciendo en una sesión de fotos en El Diario de Chihuahua en 2010. (Foto: Oka Giner/ Instagram)
Giner nació en Camargo, Chihuahua. De niña participó en concursos de belleza y cuando tenía 17 años de edad comenzó a modelar localmente, apareciendo en una sesión de fotos en El Diario de Chihuahua en 2010. (Foto: Oka Giner/ Instagram)

Oka Giner contó que la mandaron a un estudio de grabación profesional y que advirtió a sus compañeras de la banda de su situación. “Llegué y les dije: ‘vamos a ensayar la canción y todo, pero canto muy mal’ y me decían: ‘sí, no te preocupes’. Cuando empecé a cantar, la cara de desencajadas de todas era como de: ‘esto no puede ser posible’”.

Pero todo no quedó ahí, ya que Oka rememoró sus nervios cuando debió subir al escenario para el rodaje. “Recuerdo que estábamos filmando en un club súper increíble con unas luces padrísimas y cuando me dijeron acción yo no podía. De verdad había una cosa que me bloqueó horrible a pesar de que sabía que no iba a salir mi voz”, contó.

Aunque había ensayado con la banda y sabía que su voz no iba a salir en pantalla, la actriz debió superar sus miedos porque reconoció que “no podía ni bailar, ni agarrar el micrófono”. Además, la filmación se hizo con público lo que agregó más presión al momento.

“Fue como chistoso que había un público gigante y entonces yo veía a Paulina entre el público y todo el mundo brincaba”, concluyó.