William Levy es uno de los actores más famosos del momento gracias al éxito de “Café con aroma de mujer” (Foto: William Levy / Instagram)
William Levy es uno de los actores más famosos del momento gracias al éxito de “Café con aroma de mujer” (Foto: William Levy / Instagram)

es uno de los actores más exitosos a nivel internacional, quien recientemente ha vuelto a los reflectores con la nueva versión de “Café con aroma de mujer”, la telenovela colombiana que arrasa en Netflix y que le ha dado un nuevo impulso a su carrera. Si bien se conoce mucho sobre su vida, pocos saben cuál es el origen del apellido del intérprete cubano.

MÁS INFORMACIÓN: Por qué nunca se casaron William Levy y Elizabeth Gutiérrez

Y es que Levy no solo ha conquistado al público con su atractivo físico, también lo ha hecho con su carisma y talento. El intérprete cubano tiene miles de seguidores en países como Estados Unidos, España y varios partes de América Latina.

Si bien la vida privada del actor de 41 años es de conocimiento público, es especial su separación de Elizabeth Gutiérrez, otros aspectos de su intimidad son pocos conocidos, como el origen de su apellido. Sorprendentemente, no pertenece a su padre y tiene una historia bastante peculiar. Aquí te contamos los detalles.

MÁS INFORMACIÓN: Por qué Esmeralda Pimentel se mudó a España con William Levy
William Levy nació en Cojímar, municipio de Habana del Este en la provincia de La Habana (Foto: William Levy / Instagram)
William Levy nació en Cojímar, municipio de Habana del Este en la provincia de La Habana (Foto: William Levy / Instagram)

EL CURIOSO ORIGEN DEL APELLIDO DE WILLIAM LEVY

El apellido Levy del actor cubano no pertenece a su padre sino al de su progenitora Bárbara. Es de origen judío, según el portal MDZ.

William Levy nació en Cojímar, municipio de Habana del Este en la provincia de La Habana. Su abuelo materno era un judío asquenazí, el cual tuvo que separarse de su propia familia cuando se casó con una cubana no judía; en una entrevista comento que creció en un ambiente familiar no religioso.

Él y sus hermanos (Jonathan y Bárbara) fueron abandonados por su padre a temprana edad, por lo que crecieron al cuidado de su madre y la familia de esta. Poco antes de cumplir quince años emigró legalmente a Estados Unidos debido a que su padrastro obtuvo asilo político y pudo sacar a su familia de Cuba.

William Levy estudió actuación en Miami, Los Ángeles, y Ciudad de México. Mientras cursaba la escuela secundaria destacó en la práctica del béisbol, lo que le permitió conseguir una beca para asistir a la universidad.

Luego empezó sus estudios en administración de empresas, pero después de dos años los interrumpió para incursionar en la industria del entretenimiento.

Fue contratado como modelo por la agencia Next Models, y posteriormente participó en dos realities de televisión transmitidos por Telemundo: Isla de la tentación y Protagonistas de novela. En este último conoció a la actriz Elizabeth Gutiérrez, con quien tiene dos hijos.

Los primeros trabajos de William Levy los obtuvo gracias a la productora Venevisión Internacional. Participó en algunas telenovelas, y su apellido comenzó a tener trascendencia con “Olvidarte jamás”, luego le siguieron “Mi vida eres tú” y “Acorralada”.

También fue protagonista de “Cuidado con el ángel” (2008), “Sortilegio” (2009), “Triunfo del amor” (2010), “La tempestad” (2013) y otras producciones, la más reciente la nueva versión de “Café con aroma de mujer”, donde conquistó al público con su interpretación de Sebastián Vallejo.

¿CUÁL ES EL MAYOR MIEDO DE WILLIAM LEVY?

El actor de 41 años, recordado también por sus participaciones en “Triunfo del amor”, “Cuidado con el ángel”, entre otras telenovelas, aseguró que cuando era joven, no le temía a nada, pero que con el correr de los años esto cambiaría.

Fue con la llegada de sus hijos Christopher Alexander y Kailey Alexandra que las emociones se apoderaron de él y reveló que siempre está enfocado en que ellos se encuentren bien y no les pase nada.

Es decir, que el único y más grande miedo del cubano está relacionado con la integridad de sus hijos, a quienes ha asegurado que ama.