Isabel II del Reino Unido. (Foto: AFP)
Isabel II del Reino Unido. (Foto: AFP)

Los seguidores de la británica saben que la reina es una amante de los caballos. También conocen su faceta de jinete y que montó a caballo hasta hace poco cuando se le vio paseando encima de su poni. Lo que algunos desconocían es que durante los últimos 30 años la monarca ha registrado 451 victorias de 2.815 carreras de caballos que le han dejado considerables ganancias. Esta es la historia.

MÁS | La entrañable foto con la que Buckingham ha felicitado a la reina Isabel II por su 96 cumpleaños

El portal publicó que gracias a estos increíbles animales la monarca ha obtenido 9,1 millones de dólares. Tan solo en 2016 obtuvo 731.703 dólares en estas competencias. Y en los últimos años siempre ha estado en el top 20 en la tabla del Campeonato de Propietarios.

En 2017, 24 de sus caballos se presentaron en el hipódromo. Cada caballo le cuesta 45.000 dólares anualmemente en cuidados veterinarios y entrenamiento.

El director de los establos reales, John Warren, aseguró a la BBC Radio 4, contó que todo lo relacionado con el mundo de los caballos causa a la monarca una gran “fascinación” y le ofrece “un amplio escapismo” de todo lo que ha de afrontar en su rutina.

Isabel II del Reino Unido sigue de cerca el mundo de la hípica. (Foto: AFP)
Isabel II del Reino Unido sigue de cerca el mundo de la hípica. (Foto: AFP)

Isabel II y su afición por los caballos

La afición de la reina por los caballos es apenas normal ya que le dieron su primer poni a los cuatro años y heredó una cadena de pura sangre de su padre, Jorge VI del Reino Unido.

Isabel II ganó su primera carrera en 1949 con un caballo llamado Monaveen. Su caballo más exitoso es Merlín, entrenado por Michael Bell, que ha ganado tres de ocho carreras y ha obtenido 27.000 dólares en octubre de 2017.

VIDEO RECOMENDADO

La reina Isabel II celebra su cumpleaños 96 de manera privada tras problemas de salud
Un centenar de salvas de cañón en Londres marcaron el jueves el 96º cumpleaños de la reina Isabel II, pero la monarca, afectada en los últimos meses por crecientes problemas de movilidad, celebra la ocasión "de forma privada". (Fuente: AFP)