Jennifer Lopez es madre de mellizos con Marc Anthony y Ben Affleck es padre de tres hijos con la actriz Jennifer Garner. (Foto: On the JLo / @ralphlauren Instagram)
Jennifer Lopez es madre de mellizos con Marc Anthony y Ben Affleck es padre de tres hijos con la actriz Jennifer Garner. (Foto: On the JLo / @ralphlauren Instagram)

‘Bennifer’ no solo unió su vida en matrimonio tras 20 años de haberse conocido, sino que formó una gran hogar con los hijos que ambos tuvieron en sus anteriores relaciones. Hoy y disfrutan de su amor como marido y mujer y también del “proyecto familiar” que han iniciado con los 5 niños para que cada uno diseñe sus habitaciones en la renovada mansión en la que vivirán. Aquí los detalles de la nueva aventura que disfrutan en Los Ángeles.

MIRA TAMBIÉN | Jennifer Lopez y Ben Affleck: el vestido de novia y otras 9 cosas que debes saber sobre su boda

El 20 de agosto las celebridades realizaron una gran celebración con familiares y amigos en Georgia. Para la boda Max y Emme (14), descendientes de su relación con Marc Anthony, así como Violet (16), Seraphina (13) y Samuel (10), de Jennifer Garner, tuvieron un papel importante en la ceremonia, pues acompañaron a la novia en su camino al altar por el enorme pasillo blanco que acondicionaron.

“No solo nos íbamos a casar; estábamos casando a estos niños en una nueva familia. Fueron las únicas personas a las que les pedimos que nos defendieran en nuestra fiesta de bodas. Para nuestro gran honor y alegría, cada uno lo hizo (...) Cuando el mayor de nuestros hijos terminó su caminata, Marc comenzó ‘True Companion’, una canción que escuchamos juntos por primera vez en lo que parecía ser ayer y una eternidad, y la vida llegó, extraña, hermosa, misteriosa y divinamente en un círculo completo”, confesó JLo en su newsletter .

Jennifer Lopez y Ben Affleck celebraron su boda el 20 de agosto en la mansión del actor en Georgia. (Foto: @ralphlauren / Instagram)
Jennifer Lopez y Ben Affleck celebraron su boda el 20 de agosto en la mansión del actor en Georgia. (Foto: @ralphlauren / Instagram)

El proyecto familiar con sus hijos

Jennifer Lopez no solo resaltó la importancia de sus hijos en su enlace matrimonial sino que los ha involucrado al 100% en la remodelación de la casa de Bel-Air de la que es dueña desde 2016 valorada en 28 millones de dólares y en donde vivirá junto a Ben Affleck, quien fue el de la idea de convertir esa mansión en su verdadero hogar tras visitar diversas propiedades en Los Ángeles y sentir que “están teniendo un nuevo comienzo en la casa de sus sueños”.

Una fuente dijo recientemente a que los 5 niños se encuentran entusiastas, pues la casa pasará de ser estilo mediterráneo a algo más moderno, además de que expandirán la habitación principal. “Están diseñando sus habitaciones a medida, por lo que también es un proyecto familiar divertido, todos están emocionados”.

Disfrutaron de feria gastronómica

Desde que retomaron su relación en 2021, Jennifer Lopez y Ben Affleck han puesto como prioridad a sus hijos y suelen acudir a diversos eventos en Estados Unidos con ellos. El más reciente ha sido el Malibu Chili Cook-Off, una de las ferias gastronómicas más esperadas en Malibú, donde fueron vistos junto a Emme y Max, así como los amigos de los mellizos de JLo. El domingo 4 de septiembre la pareja causó tremendo alboroto entre los asistentes y se dejaron ver con ‘outfits’ combinados mientras caminaban de la mano por la feria.

‘Bennifer’ agranda la familia

Según imágenes publicadas por, Jennifer Lopez y Ben Affleck han decidido agrandar la familia y fueron vistos en un centro de rescate animal para adoptar a su primera mascota en esta etapa de casados. Ellos acudieron con Emme y Seraphina, además de una amiga de ellas. Las menores llevaban en brazos la caja de cartón con el nuevo integrante del hogar.

Los eventos desafortunados previos a la boda

Casi dos semanas después de la gran fiesta, Jennifer Lopez compartió en su newsletter que días antes la familia entera tuvo dolores estomacales. “A todos nos dio un virus estomacal y nos recuperamos hasta el final de la semana, eso, junto con algunos otros contratiempos inesperados, tuvo todas las características de un fin de semana de bodas genial”, escribió.

Eso no fue todo pues el clima también les jugó una mala pasada ya que “había llovido al atardecer todos los días de esa semana (...) Todos estaban preocupados por el calor. Sin mencionar los truenos y relámpagos que llegaban casi en el momento justo todos los días a la hora exacta en que se suponía que la ceremonia comenzaría ese sábado”. Pero ese día todo fue diferente y justo a las 6:45 p.m. del 20 de agosto, el sol apareció brillando más que nunca.



Síguenos en nuestras redes sociales: