HISTORIA VIRAL: joven de Estados Unidos logró ahorrar 200 mil dólares en 5 años; sin embargo, pasó por alto un importante aspecto de su vida laboral. (Foto: @fierymillennials)
HISTORIA VIRAL: joven de Estados Unidos logró ahorrar 200 mil dólares en 5 años; sin embargo, pasó por alto un importante aspecto de su vida laboral. (Foto: @fierymillennials)

Una mujer de Washington, DC, que logró ahorrar una impresionante suma de 200 mil dólares en los cinco años posteriores a su graduación universitaria, reveló cómo su enfoque extremo en el ahorro pudo haber afectado su trayectoria profesional y personal.

Gwen Merz, de 33 años, compartió en un ensayo publicado en que, al principio de su carrera laboral, evitó asistir a eventos sociales fuera del horario de trabajo para no gastar dinero en comidas o bebidas con colegas, sin darse cuenta del valor de establecer conexiones profesionales fuera de la oficina.

“Realmente no me di cuenta del costo en el que estaba incurriendo en mi carrera, ya que no quería salir y hacer la hora feliz o ir a almorzar con mis compañeros de trabajo”, escribió.

Merz, quien trabaja en la industria de la tecnología de la información (TI), admitió que esta falta de networking externo pudo haber limitado sus oportunidades de crecimiento profesional a largo plazo.

“Ese tipo de networking externo es realmente donde se establecen muchas conexiones”, explicó. “Son útiles más adelante cuando dices: ‘Oye, estoy candidato para este ascenso’. ¿Podrías hablar bien de mí? Si no tienes ese tipo de conexión, te dirán: ‘No sé nada de eso’”.

No solo afectó su vida profesional: también sufrió en el aspecto personal

Aunque logró ahorrar hasta el 75% de su salario inicial de 65 mil dólares anuales, también experimentó dificultades en su vida personal y sentimental.

Su enfoque de ahorro extremo afectó sus experiencias de citas y su bienestar emocional, además de vivir en un estudio estrecho que contribuyó a su sensación de infelicidad y estrés.

“Nunca encontré una pareja que tuviera la misma mentalidad cuando yo salía”, confesó. “Así que eso hizo que ser soltera fuera realmente difícil: no querer gastar dinero en ello, porque parecía barato y controlador”.

Tras abandonar este estilo de vida, decidió relajar sus medidas de ahorro y comenzó a reservar el 10% de sus ingresos. Aunque esto significa que su jubilación anticipada puede retrasarse, ahora se siente más satisfecha con su trabajo y su vida personal.

“He encontrado una carrera y un empleador que se adaptan bien a mí, estoy teniendo más cuidado de fomentar ese tipo de conexiones y redes porque estaré aquí por más tiempo”, indicó.

Seis años después, Merz ha encontrado el amor y vive en un espacio más grande (y más caro) que el pequeño estudio que alquilaba.

A pesar de todas las dificultades que atravesó, la joven admite que se siente muy bien al tener unos 200 mil dólares ahorrados en el banco.

“Me ha permitido arriesgarme más en mi carrera, intentando encontrar el empleador adecuado y el nicho adecuado para mí. Está bien si tengo que mudarme o si recibo un pequeño impacto en mis ingresos porque tengo estos ahorros y tengo un colchón, así que no estoy estancada”, agregó.

“No me arrepiento de nada”, finalizó.

¿Cómo vivir gastando menos?

Vivir gastando menos requiere planificación, disciplina y cambios en tus hábitos de gasto. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a reducir tus gastos y mejorar tu salud financiera:

  • Presupuesto: Crea un presupuesto mensual detallado que incluya todos tus ingresos y gastos.
  • Prioridades financieras: Establece metas financieras claras, como ahorrar para la jubilación, pagar deudas o crear un fondo de emergencia.
  • Elimina gastos innecesarios: Revisa tus gastos y elimina aquellos que no sean esenciales.
  • Compra con inteligencia: Compara precios, utiliza cupones y busca descuentos antes de realizar compras.
  • Cocina en casa: Preparar tus comidas en casa suele ser más económico que comer fuera.
  • Transporte: Reduce los costos de transporte compartiendo viajes, utilizando el transporte público o considerando opciones como la bicicleta si es posible.

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas