Estados Unidos: descubre gracias a prueba de ADN que no es el padre biológico de su hijo. (Foto: ABC 4)
Estados Unidos: descubre gracias a prueba de ADN que no es el padre biológico de su hijo. (Foto: ABC 4)

Vanner y Donna Johnson, de Utah, , pensaron que sería “divertido” hacerse una prueba de ADN; sin embargo, el resultado los dejó devastados: luego de 12 años, el hombre se enteró que no es el padre biológico de su segundo hijo, quien fue concebido mediante un proceso de fertilización in vitro. La pareja dio detalles de lo sucedido en un canal de televisión local.

“Cuando miré ese papel y vi la frase ‘padre desconocido’ pensé: ‘¿Qué quieres decir con padre desconocido? Si yo soy su padre’”, dijo Vanner en conversación con el medio . Tras creer que algo salió mal a la hora de realizar el test, llegaron a la conclusión de que, durante el tratamiento de fertilización, el óvulo de Donna fue fecundado por el esperma de otro hombre.

“Hubo muchas emociones que tuvimos que superar. Tuvimos que separar lo que es el amor por nuestro hijo, que no ha cambiado ni por un segundo, del problema que estábamos tratando”, agregó el hombre; no obstante, cuando organizó un paseo con su hijo para contarle lo sucedido, se sorprendió con su reacción. “Me dijo que me quería”.

Tras el incidente, la familia se sometió a otra prueba de ADN para averiguar quién es el padre biológico. Tras una ardua investigación, los Johnson creen haber identificado al responsable: un hombre llamado Devin McNeil.

Las cosas no quedaron allí, pues los Johnson lograron dar con los McNeil y se dieron cuenta de que ambas familias estuvieron al mismo tiempo en aquella clínica de fertilización de Utah. Además, llegaron a la conclusión de que es posible que el esperma de Devin haya sido utilizado no solo en su esposa Kelly, sino también en Donna por error.

Demanda

Tanto los Johnson como los McNeil han decidido tomar cartas en el asunto y expresarse su apoyo mutuamente para llegar al fondo del asunto. “Solo quería que aceptaran que tienen un medio hermano ahí afuera y alguien más a quien amar, pero ellos enseguida se pusieron a jugar en el parque y simplemente convirtieron esta difícil situación y algo que nunca debería haber sucedido en algo bueno”, dijo Kelly.

Ambas familias están preparando demandas separadas contra el Centro de Medicina Reproductiva de la Universidad de Utah, ya que quieren evitar que ninguna familia tenga que pasar por lo que ellos están viviendo.

Por su parte, la clínica se pronunció de forma breve sobre el tema en ABC News 4: “Aunque no podemos comentar los casos de pacientes sin consentimiento o sin un litigio en curso, la seguridad y la atención de nuestros pacientes es nuestro objetivo principal”.

Te puede interesar: