Arlyne Frankel abandonó la universidad tras dos años y se dedicó a trabajar duramente. (Foto: fiuinstagram/composición)
Arlyne Frankel abandonó la universidad tras dos años y se dedicó a trabajar duramente. (Foto: fiuinstagram/composición)

Nunca es tarde para cumplir los sueños y Arlyne Frankel, una mujer de 85 años de los es la mejor muestra de ello pues, pese a su edad, consiguió recientemente graduarse de la universidad, cuya se ha convertido en de diversas , inspirando a millones.

Buscando nuevos objetivos

Nuestra protagonista vive en Florida y a los 79 se jubiló de su empleo como consultora de marketing y recaudación de fondos, mientras que en el plano personal es una mujer divorciada, actualmente soltera, contando con hijos a nietos, por lo que decidió hacer un inventario sobre su vida, descubriendo que había cosas que aún le quedaban por cumplir.

A Good Morning America, expresó: “Primero, pensé en tomar otro trabajo porque mi plan original era trabajar hasta el día de mi muerte. O eso pensé. Luego, hice un balance y decidí que no iba a volver al trabajo. Pensé, voy a vivir mi vida ¿y qué voy a hacer? Quiero cumplir mis sueños”.

Su primer objetivo era celebrar su Bat Mitzvah, que en la tradición judía es una celebración de la mayoría de edad que, por lo general, se conmemora a los 13 años, pero ella no lo pudo tener en su momento.

Sacar un título universitario

Cuando lo hizo, anunció su próximo objetivo: graduarse de la universidad, la cual cursó cuando tuvo 18 años en la Universidad de Boston en 1954, pero, por diversas razones, no pudo concluir sus estudios: “Renuncié y me detuve al final del segundo año. Tenía problemas financieros entre algunas otras cosas negativas. Mis malas calificaciones no me motivaban y tenía problemas para estudiar”.

Años después, regresó a la casa de estudios superiores, pero se enteró que padecía de una discapacidad en el aprendizaje, lo que la desmotivó a seguir adelante: “Tenía una discapacidad de aprendizaje no diagnosticada, así que pensé que no era muy inteligente. No tenía a nadie que pudiera identificar lo que me estaba pasando”.

Pero eso no la detuvo, decidiendo que tendría éxito trabajando duro y así lo hizo: “Ese sentimiento de que no me iba bien se quedó conmigo. Luego me mudé a Nueva York y conseguí muchos trabajos porque soy muy trabajadora. Vengo de un pueblo pequeño y, poco a poco, conseguí cosas. Fui muy valiente y creí en mí misma. Aprendí de mis fracasos y éxitos de cada trabajo que tuve”.

Sueño cumplido

Por eso, cuando tenía 80 años, se matriculó en la Universidad Internacional de Florida y su experiencia aportó un enfoque diferente en su salón de clases: “Me tomó cinco años completar el programa. En el aula, a los profesores les encantó tenerme porque hice que la conversación fuera intergeneracional. Tenía puntos de vista que ninguno de los estudiantes tiene porque viví la vida. Eso fue diferente para un chico de 23 años.

Tras 5 años de dedicados estudios se graduó como “magna cum laude” como licenciada en Artes en Estudios Interdisciplinarios: “Quiero ser una oradora motivacional. No solo se trata de volver a la escuela, sino también de las personas que quieren hacer otras cosas, que dicen: ‘no, soy demasiado viejo’. Estoy aquí para decir: ‘nunca es demasiado tarde’”, sentenció a GMA.

¿Qué es graduarse en la universidad?

Los grados académicos son escalas profesionales que una persona puede llegar a alcanzar de manera gradual. Cada fase debe culminar con un trabajo de investigación, la cual es necesaria para poder aplicar al siguiente grado, según el portal .

¿Qué sigue después de graduarse?

La Licenciatura es un grado académico considerado como el primer paso dirigido a la carrera profesional. Después se debe estudiar la Maestría y Doctorado, que están orientadas hacia un área específica, así lo precisa .


Síguenos en nuestras redes sociales: