El huracán Ian es el quinto más fuerte que ha sido registrado en Estados Unidos. (Foto: GMA)
El huracán Ian es el quinto más fuerte que ha sido registrado en Estados Unidos. (Foto: GMA)

El huracán Ian dejó mucho destrozo y dolor en el suroeste de Florida, Estados Unidos, tal y como es el caso de una familia que tras perderlo todo, ha comenzado de nuevo su vida al mudarse a un nuevo estado, por lo que su historia se ha convertido en todo un ejemplo de superación luego de convertirse en tendencia de diversas redes sociales.

Una decisión radical

Zhenia Lopez Figueroa, junto a su esposo Max fueron uno de los miles de damnificados de este brutal fenómeno natural, por lo que tan solo días después de esto alquilaron un auto en el cual introdujeron a sus hijos de 2 años y 2 meses, así como todas las pertenencias que pudieron, para luego ponerse en marcha rumbo hacia Carolina del Sur.

En este estado, se alojaron en casa de un pariente y a Good Morning America, Zhenia confesó lo duro que fue dicho momento: “Dijimos, no tenemos nada, aprovechémoslo como una oportunidad para salir de aquí. Incluso, si quisiéramos alquilar, no hay nada allí para hacerlo. No teníamos vehículo, así que mi esposo no puede llegar a su trabajo (…) quieres estabilidad para tu familia, pero eso no es estabilidad”.

Una amenaza en camino

Los esposos y sus hijos vivieron durante 12 años en Fort Myers Beach, donde alquilaron un condominio en el segundo piso solo unos meses antes que naciera el menor de sus hijos, Aziel y asegura que, al inicio del huracán, decidieron quedarse pues pensaron que su edificio era lo suficiente alto para no preocuparse por eventuales inundaciones.

Pensando que el vendaval se dirigiría hacia Tampa, su sorpresa fue tal cuando este iba directo hacia Fort Myers, por lo que temían quedar atrapados en la carretera si es que intentaban evacuar la zona: “Estaban bloqueadas, al punto que serías un blanco fácil en medio del huracán. Creo que ese fue el caso de mucha gente”.

Evacuando de forma presurosa

De hecho, el condado Lee, donde también se encuentra Fort Myers Beach no ordenó la evacuación sino hasta un día antes de la llegada de Ian, el cual arrasó gran parte de la costa de dicha zona.

Zhenia cuenta que, en las semanas anteriores, las autoridades aseguraron que el impacto de Ian en el condado Lee sería mucho menor a lo que terminó sucediendo: “Nos dijeron que, probablemente, lo máximo que obtendríamos serían unos dos pies en el garaje. Ese no fue el caso. El garaje se inundó por completo, por lo que los autos de todos quedaron completamente destruidos. El agua llegó casi hasta el segundo piso”.

Acto seguido, la pareja cogió a sus hijos, cruzaron juntos el pasillo, para llegar hacia las escaleras para alcanzar el tercer piso: “Fue aterrador porque el área del techo exterior ya comenzaba a volar, el agua estaba muy alta. Tuve al bebé, mi esposo tuvo al niño pequeño, y estaba realmente preocupada de que algo viniera, volara y golpeara a unos de nosotros”, explicó a Good Morning America.

En dicho lugar, la mujer relata el aterrador sonido del viento golpeando desde fuera, así como los objetos que golpeaban sin parar contra el edificio, hasta que una parte de la estructura se desprendió (según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, Ian es el quinto huracán más fuerte registrado en Estados Unidos): “Nunca oí algo así, creo que en este punto todavía estamos tratando de procesar todo lo que pasamos”.

Niños aterrorizados

De hecho, la mujer confiesa que sus hijos estaban asustados e impactados por lo que estaban presenciando: “Empezó a señalar todo y decir: ‘roto, mamá, roto’. Vimos botes flotando por la carretera principal, San Carlos Boulevard, donde normalmente se ven los autos. Fue una locura”.

Una vez que agarraron sus cosas y dejaron el estado afirma tener sentimiento encontrados: “Conozco ese sentimiento desesperado de querer poder salir de esta zona de destrucción y no verla todos los días. No puedo imaginar tener que reiniciar y querer salir y no poder irse, es un sentimiento muy desesperado”, sentenció.


Síguenos en nuestras redes sociales: