La familia Bruno espera que su caso sirva para advertir a quienes se reunirán por las fiestas de fin de año. (Foto: abc7news / captura)
La familia Bruno espera que su caso sirva para advertir a quienes se reunirán por las fiestas de fin de año. (Foto: abc7news / captura)

Una visita familiar terminó de una pareja de Chicago, Estados Unidos, tras contraer covid-19. Ahora, su hijo espera que lo sucedido sirva como un recordatorio de lo fácil que es contagiarse de la enfermedad.

MÁS INFORMACIÓN: Se contagió de covid-19 tras ir a una fiesta, publicó su arrepentimiento y murió al día siguiente

A finales de noviembre, Carol Bruno llegó con su hija al apartamento de Bruno, su hijo, para cortarle el cabello a este último. Antes de la visita, la hermana, que trabaja en un salón de belleza, se sometió a una prueba de coronavirus que resultó negativa, informó la . Además, había estado en cuarentena, algo que, para la familia, era un indicativo de que era seguro reunirse. Carol, por otra parte, casi no había salido de casa.

Durante la visita, la familia utilizó mascarillas y evitaron los abrazos. Asimismo, se aseguraron de que Carol se siente cerca a las ventanas como precaución adicional. Todo para asegurarse de reducir las probabilidades de un posible contagio.

Un día después de la reunión, la hermana de Bruno comenzó a mostrar síntomas de covid-19. Poco después, madre e hijo comenzaron a sentirse mal.

Carol Bruno fue llevada a un hospital el día de Acción de Gracias, pero fue dada de alta esa misma semana debido a que su estado mejoró. Lamentablemente, tuvo que regresar dos días después y fue conectada a un ventilador. Poco después, su esposo se enfermó.

Mike Bruno no acompañó a su esposa a ver a su hijo, pero comenzó a experimentar los síntomas del COVID-19 y fue ingresado en un hospital unas dos semanas después del Día de Acción de Gracias, según dijo Bruno.

Un día después de que a su esposo le pusieran un ventilador, Carol falleció. Nueve días después, dos días antes de Navidad, Mike también murió.

“Incluso cuando pensamos que hicimos todo bien, nos contagiamos”, dijo Bruno en conversación con el citado medio.

El joven espera que el dolor de su familia sirve como un recordatorio de lo fácil que es contagiarse de COVID-19, sin importar cuán seguro se sienta uno.