Isabella Solórzano cumplió su sueño de ser policía mientras lucha contra el cáncer. (Foto: Facebook |Granite Shoals Police Department)
Isabella Solórzano cumplió su sueño de ser policía mientras lucha contra el cáncer. (Foto: Facebook |Granite Shoals Police Department)

Un ejemplo a seguir. La pequeña Isabella Solórzano, de 5 años, recibió una gran sorpresa esta semana, mientras lucha por segunda vez contra un cáncer que la aqueja, ya que fue nombrada agente del Departamento de Policía de Granite Shoals, una ciudad en el condado Burnet, en el estado de Texas, Estados Unidos. Esta es su historia de lucha.

“Gracias a Granite Shoals por siempre mostrarle tanto amor a Isa. Esta fue una forma especial de enviar a nuestra niña a su séptima ronda de quimioterapia de alta dosis y segundo trasplante de células madre. Una vez más, comienza un viaje de 30 días, pero con todo el apoyo y las oraciones lo superaremos”, publicó la familia de Isabella.

La pequeña fue recibida en el departamento de policía mientras lucha contra un neuroblastoma de alto riesgo. Durante la visita, recibió la grata sorpresa de ser nombrada como policía de la ciudad de Granite Shoals.

Para mostrar su apoyo y acompañarla en el proceso, la policía de Granite Shoals le otorgó esta semana una placa de policía de Granite Shoals, hecha a la medida, con su nombre y una cinta morada en el medio.

La policía de Granite Shoals le otorgó a Isabella una placa de policía. (Foto: YouTube | KXAN)
La policía de Granite Shoals le otorgó a Isabella una placa de policía. (Foto: YouTube | KXAN)

La misión de la oficial Solórzano

La familia Solórzano contó a que esta es la segunda vez que Isabella tiene cáncer. Su primer diagnóstico y tratamiento fue en el año 2020. Durante esta séptima ronda de quimioterapia, Isabella tendrá que permanecer un mes en el hospital para recibir el tratamiento contra el cáncer.

Según reveló su familia a través de las redes sociales, Isabella recibirá la quimioterapia además de otros tratamientos contra su neuroblastoma de alto riesgo.

Un neuroblastoma forma células malignas cancerosas en el tejido nervioso de las glándulas suprarrenales. Las terapias para tratar la enfermedad pueden causar náuseas, quemaduras químicas y pérdida de cabello, entre otros efectos.

“Esta pequeña luchadora venció esta enfermedad antes… Tendrá que dejar su escuela… incluso con todas estas malas noticias, ¡Isa está llena de alegría! Le dijo a sus padres que podía ir a la escuela, incluso durante los tratamientos de quimioterapia, porque no podía dejar a sus maestros y amigos”, lee el GoFundMe titulado Isa’s Fight, creado para cubrir los gastos médicos.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS