Un comportamiento anómalo pueden advertirnos de que nuestra mascota está enferma. (Pixabay)
Un comportamiento anómalo pueden advertirnos de que nuestra mascota está enferma. (Pixabay)

Las también se enferman. Y, aunque convivamos con ellos, no siempre es fácil detectar que están enfermos o que sufren alguna molestia, y algunas patologías menores pueden acabar agravándose si los síntomas iniciales pasan desapercibidos. Es por eso que aquí te contaremos algunos algunos trucos para saber detectar si tu o está enfermo.

Sin embargo, expertos en comportamiento animal aseguran que la observación de la mascota y ciertos conocimientos permiten detectar con rapidez si un perro o un gato sufre una enfermedad. Un comportamiento anómalo del animal, como la apatía, que haga sus necesidades en casa (perros) o fuera del arenero (gatos), pueden advertirnos que nuestro animal doméstico sufre una patología.

No todos los gatos y perros muestran de la misma forma que se encuentran mal o padecen dolor. Pero, ¿en qué debemos fijarnos y tener en cuenta para saber detectar si nuestro perro o gato está enfermo?:

Desánimo y desinterés

Uno de los primeros síntomas a tener en cuenta es si el gato o el perro reduce, de la noche a la mañana, su nivel de actividad o come menos. La apatía, la falta de interés y las pocas ganas de jugar o interaccionar con las personas pueden ser una primera señal de alerta.

Temperatura corporal

Gatos y perros tienen una temperatura corporal distinta a la de los humanos. Su temperatura corporal normalmente oscila entre los 38 y los 39 grados. Si se puede colocar el termómetro al animal, que no es fácil, y aparece un temperatura por encima de los 39, acude al veterinario de inmediato.

Si el perro parpadea mucho o no puede abrir un ojo, se recomienda llevarle al veterinario. (Pexels)
Si el perro parpadea mucho o no puede abrir un ojo, se recomienda llevarle al veterinario. (Pexels)

Observar los ojos

Es un buen indicador de su estado de salud. Hay secreciones lacrimales, no obstante, que son normales, siempre que no sean de color verde o amarillo. Hay razas más predispuestas a las secreciones lacrimales, como los perros yorkshire o el maltés.

Hay animales que parpadean muy a menudo o que no pueden abrir un ojo, lo que denota molestias o dolor. En caso de observar estos síntomas, se recomienda acudir al veterinario.

Problemas digestivos

En los gatos no es raro que el animal vomite puntualmente. Otra cosa bien distinta es si el gato vomita cuando ingiere comida o incluso tan solo bebiendo agua. Si sucede esto, hay que acudir al veterinario.

Hay animales que sufren diarrea ocasionalmente cuando se les cambia el pienso o su comida habitual, o que presentan heces muy blandas. Tampoco hay que preocuparse. Si el perro o el gato además de vomitar o tener diarreas se muestra apático y cansado, sí que hay que consultar con un especialista.

Orina

Si el gato o el perro bebe constantemente agua y orina repetidamente, con mucha más frecuencia de la habitual, hay que ponerse en alerta y llevar al animal al veterinario. No es fácil de detectar, especialmente en verano, cuando los animales beben más agua.

Cuando vemos que un perro intenta hacer pipí y no puede o expulsa muy poca cantidad de orina, es un síntoma habitual de una patología o alteración, como la infección urinaria (cistitis) o los cálculos renales. En los gatos es especialmente importante, porque son animales que pasan mucho tiempo en el arenero cuando no pueden orinar, entrando y saliendo constantemente.

A veces el único síntoma de que un gato está enfermo es que se queda quieto en el sofá. (Pixabay)
A veces el único síntoma de que un gato está enfermo es que se queda quieto en el sofá. (Pixabay)

Otros aspectos a tener en cuenta

  • Hay otros factores a tener en cuenta. Si el animal pierde o gana peso en poco tiempo, es recomendable pedir la opinión del especialista porque puede estar provocado por un problema de salud.
  • Una cojera, no de forma leve y ocasional, sino de forma repetida, cada vez que el animal ha estado estirado descansando, no es normal. En ocasiones, un problema óseo, como una artrosis en las caderas.
  • Si vemos que nuestro gato presenta un aspecto descuidado en el pelo porque se limpia menos, es un síntoma típico de que no está bien.
  • También hemos de estar atento si el perro empieza a toser por las noches, o se ahoga cuando se excita o hace ejercicio. Los veterinarios alertan que ello puede estar derivado de un problema cardíaco.
  • Si un perro o un gato se rasca mucho, es por tres motivos: por la presencia de parásitos, por una alergia o por una infección de piel. Pueden darse por separado o las tres patologías juntas.
  • Cuando un animal se tambalea o pierde el equilibro puede estar sufriendo un problema neurológico, de hígado o de riñón, por lo que debe pasar por la consulta de un veterinario.
  • Y si se observan bultos que no se sabe cómo han aparecido y sabemos que el animal no se ha golpeado, también hay que hacer un seguimiento, tomar precauciones y acudir al especialista a que lo revise.

Si a pesar de todos estos consejos surgen y persisten los problemas con tu perro o gato es recomendable acudir al veterinario y solicitar ayuda profesional de un experto en animales.

Qué hacer si tu perro destroza cosas cuando no estás en casa

Los expertos en comportamiento animal afirman que hay algunas formas de prevenir estas conductas y de tratarlas si surge y persiste el comportamiento anómalo o negativo provocado por la separación:

No postergar la separación

Una de las primeras pautas que dan los veterinarios es no posponer la primera separación por miedo a que el cachorro se quede solo. Al contrario, de esta forma el cachorro se acostumbra desde pequeño a pasarse algunas horas solo. Los especialistas destacan la importancia de hacer la separación de forma progresiva, empezando con tiempos breves para ir ampliando poco a poco los períodos de separación.

El objetivo es que el animal vaya perdiendo el miedo y compruebe, en base a su experiencia, que sus compañeros humanos se van de casa, pero siempre acaban regresando. Si se hace desde el principio, cuando empieza la convivencia entre el cachorro y sus dueños, todo esto será mucho más fácil.

Delimitar el espacio del perro

Otra pauta para facilitar la adaptación es delimitar el espacio en el que el cachorro empezará a vivir en la casa. Si se siente cómodo y seguro en su espacio vital, todo será más fácil, también la separación. En ese espacio que delimitamos podemos dejarle cuando nos vamos de casa, evitando que recorra el resto de la casa cuando se queda solo. Así habrá más garantías de que no hará destrozos fuera de su zona.

Los expertos en comportamiento animal recomiendan que no sea un espacio demasiado pequeño, ni tampoco excesivamente grande, ya que el cachorro se puede angustiar si se siente encerrado.

Trucos para dejar al perro solo

  • Hay también algunos consejos que ayudan a reducir los problemas de dejar solo al animal. Por ejemplo, dejar al perro un poco cansado cuando sepamos que se va a pasar horas solo.
  • Otro truco es dejar al alcance del cachorro una prenda vieja usada por el dueño, para que encuentre un olor que le resulta familiar y que le ayudará a calmarse, a sentirse acompañado.
  • También se recomienda que el cachorro tenga luz suficiente en la casa, que se quede en un espacio iluminado y se deje una radio encendida para que el ruido lo acompañe también.

Si a pesar de todos estos consejos surgen y persisten problemas de conducta, como destrozos y llantos, es recomendable acudir al veterinario y pedir ayuda profesional de un experto en comportamiento animal. Con algunas pautas básicas y un tratamiento relativamente corto los problemas desaparecen en la mayoría de los casos, y el cachorro aprende a quedarse solo, sin ningún tipo de problemas.

¿Por qué mi perro tiene los ojos rojos?

Aquí te detallamos las razones de por qué los ojos de tu perro se ponen rojos para que identifiques lo que está pasando y lo puedas llevar a un veterinario.

Irritación

Que estén enrojecidos puede ser causa del roce de la pata o porque le entró alguna suciedad en los ojos, esto no debe durar más de un día.

Enfermedades oculares

  • Epiescleritis: inflamación de los vasos sanguíneos que se trata con eteroides.
  • Glaucoma: presión ocular que provoca dolor e inflamación del ojo; se trata con gotas.
  • Uveítis: es una inflamación del ojo debido a un trauma o como reacción a una infección en otra zona del cuerpo. Se administran gotas.
  • Conjuntivitis: ocurre debido a una enfermedad autoinmune, pero también a causa de una infección o trauma que se trata con antibióticos.

Ojo de cereza

Esta es una enfermedad típica de ciertas razas como los Cocker y se caracteriza por una bolita de tamaño variable y de color rojo en el ángulo más próximo a la nariz, o incluso en los dos ojos. La única solución a este problema es quirúrgica para que no derive en otras complicaciones.

Si los ojos de tu perro se mantienen rojos por más de un día es vital que lo lleves a un veterinario y que nunca se le aplique algún colirio sin recibir asesoramiento. No hay nada mejor que prevenir siguiendo pautas de higiene diarias en las mascotas.

¿Por qué los perros estornudan?

Resfriado

Los perros también pasan por este cuadro como los humanos y la irritación de las vías respiratorias superiores hacen que presenten tos o secreciones mucosas. Esta condición se le pasará en pocos días y de no ser así, es mejor llevarlo al veterinario.

Alergia

Si tu perro estornuda cuando come o está cerca del polen, polvo, flores, moho, hierba, humo del tabaco o productos de limpieza del hogar, puede ser alérgico a ellos y al estornudar busca eliminar las sustancias que han entrado por su nariz.

Enfermedades respiratorias

Un virus puede ser el causante de que tu perro tenga constantes estornudos. Para saber que está sufriendo este proceso hay que prestar atención a otros síntomas como ojos o glándulas linfáticas hinchados, tos, moco, dificultades para respirar o cansancio.

Ácaros en la nariz

Los ácaros no solo afectan a las personas, sino también a los perros pues pueden alojarse en su nariz y causarles mucha picazón, lo que conlleva a los estornudos. Estos pueden ingresar mientras excava en la tierra con su cara o si se acerca mucho a otro perros que está invadido por ellos.

VIDEO RECOMENDADO

Conoce a las mascotas de los líderes mundiales

Conoce a las mascotas más famosas de los líderes mundiales

MÁS SOBRE MASCOTAS



TAGS RELACIONADOS