El enjuague bucal casero combate el mal aliento. (Foto: Pixabay/wuny).
El enjuague bucal casero combate el mal aliento. (Foto: Pixabay/wuny).

Son muchas personas que tienen problemas de mal aliento o halitosis, no solo por una mala higiene bucal, sino por otras causas. Si bien puedes recurrir a enjuagues bucales para disimularlo, lo mejor es crear el tuyo propio en casa con elementos que tienes a la mano. Los resultados se verán en poco tiempo, así que atento a los pasos que te recomiendo hoy.

Mira también:

La mala higiene bucal, algunos alimentos o incluso ciertas afecciones pueden ser las principales causas del mal aliento o halitosis, un problema que afecta a muchas personas. En su intento por disimularlo, la mayoría recurre a gomas de mascar o incluso enjuagues bucales.

Para no lidiar con ese problema lo más recomendable es cambiar el estilo de vida y mejorar el aseo bucal. Si con todo ello el mal aliento no se va podemos acudir a una clínica dental o preparar un enjuague bucal casero, sin preocuparnos de la presencia de productos tóxicos u efectos secundarios.

Pasos para preparar un enjuague bucal casero

Para elaborar nuestro propio enjuague bucal casero debemos tener a la mano agua, bicarbonato de sodio sin aluminio y sal. No solo combatirás el mal aliento, sino que este remedio te ayudará a prevenir la caries.

  • Vierte medio vaso de agua en un vaso
  • Agrega media cucharadita de bicarbonato de sodio sin aluminio y media de sal
  • Remueve bien antes de utilizarlo
  • Para aplicar el remedio tan solo debes hacer gárgaras con él después de lavarte los dientes como lo haces usualmente
  • El enjuague bucal casero no debe reemplazar a la pasta de dientes. Es preferible que lo utilices después del desayuno y después de cada cena

¿Por qué es importante usar un enjuague bucal?

De acuerdo a , utilizar este líquido en la boca previene la acumulación de bacterias. De esta forma, reduce las posibilidades de aparición de caries y enfermedades en las encías.

¿Cuántas veces debo usar enjuaga bucal al día?

Según las recomendaciones del portal , lo necesario sería enjuagarte con este líquido máximo dos veces durante el día. Lo conveniente, sería usarlo después del cepillado de dientes.

¿Este truco casero te pareció interesante y aprendiste un poco más sobre la limpieza bucal? Como este ‘hack’, hay otro tipo de utilitarios que serán de tu agrado. Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, para más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?

SOBRE EL AUTOR

Bachiller en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Federico Villarreal. Con experiencia en el periodismo escrito y digital en las secciones policiales, deportes, actualidad y tendencias. En la actualidad, es redactor real time del área Núcleo de Audiencias en el Grupo El Comercio.

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas