En la foto se aprecia una ventana medio cerrada. | Imagen referencial: Unsplash
En la foto se aprecia una ventana medio cerrada. | Imagen referencial: Unsplash

las ventanas suele se una de las tareas domésticas más tediosas para muchas personas y en algunos casos ni mantenimiento reciben. En la siguiente nota te traemos el para quitar la suciedad acumulada en los rieles con solo dos ingredientes.

MIRA TAMBIÉN | El truco para agrandar tu jean favorito de forma rápida y sencilla

Todos sabemos de las propiedades y usos del bicarbonato de sodio en la limpieza del hogar: elimina la grasa, desatasca y desinfecta. Además, le devuelve el brillo al cobre, oro y plata.

¿Sabías que ayuda a limpiar los rieles de la ventana? Aunque suene poco creíble, lo es. Con el ingrediente mencionado acabará con las manchas negras poco estéticas y que, sin duda, son señal de alerta para cualquier familia. Por ello aquí te traemos un truco casero muy efectivo.

El truco para limpiar los rieles de la ventana

Para este truco solo necesitarás de dos ingredientes básicos en el hogar. ¿Cuáles son? El vinagre blanco y bicarbonato de sodio. El primer paso será esparcir el bicarbonato por todos los rieles.

No tengas miedo de cubrirlo todo puesto que es necesario para que haga efecto. Después, añade un buen chorro de vinagre blanco por toda la capa de bicarbonato.

¿Todo bien hasta ese punto? Tras aplicar ambos productos, cubre los rieles con papel absorbente. Posteriormente, vuelve a añadir un chorro de vinagre para que actúe como efecto desinfectante.

Retira el papel absorbe, utiliza un limpiacristales y separa los restos de suciedad incrustada por medio de un cepillo, según informa el porta .

Cómo hacer un limpiacristales magnético para limpiar las ventanas

La mayoría de materiales para poder elaborarlo lo encontrarás en casa y sino toma nota para que lo compres por anticipado en una ferretería o negocio local.

  • Lo primero que necesitarás son 2 esponjas, 2 imanes potentes, un cúter, aguja e hilo.
  • Haz una ranura en el centro de las esponjas con el cúter.
  • Una vez hecha, introduce un imán que sea potente dentro de cada esponja. Desde ‘El mueble’  que no sea un imán de nevera y que se coloquen de forma que se atraigan o no funcionará.
  • Cose la ranura con aguja e hilo para que el imán no se salga.
  • Un buen truco es marcar con un rotulador o un diseño diferente cada esponja para acordarte y saber cómo colocarlas de manera que se atraigan.
  • ¿Cómo utilizarlo? Pues colocar una esponja a un lado y la otra al lado contrario de la ventana. Cuando muevas la esponja que está por dentro, también se moverá la que está por fuera.
  • Solo queda echar algún líquido en la luna y podrás limpiar fácilmente tus cristales por fuera sin ponerte en riesgo por la altura.

Síguenos en nuestras redes sociales:


Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas