El bicarbonato de sodio sirve para limpiar un sinfín de cosas. (Foto: Pexels)
El bicarbonato de sodio sirve para limpiar un sinfín de cosas. (Foto: Pexels)

Aprovecha este super hack. Cada persona tiene sus métodos, rutinas, y para la limpieza del hogar. Sin embargo, hay muchos ingredientes comunes que, en principio, están pensados para un uso específico, pero que esconden fórmulas secretas y pueden ser muy útiles para muchas otras funciones. Estamos hablando del bicarbonato de sodio. Así que toma nota.

El bicarbonato de sodio es un ejemplo de ello. Generalmente guardado en el armario sin que se le dé mucho uso, contiene un potencial sorprendente. Puede ayudarte en la limpieza de casi toda clase de objetos, para desatascar tuberías y en la eliminación de malos olores, entre otro sinfín de funciones.

A continuación en Mag te presentamos las 10 cosas que puedes (y deberías) limpiar con bicarbonato de sodio y que probablemente no conocías y que pueden ayudarte en tu día a día:

1. Evita malos olores

Para que tu basura no desprenda malos olores, espolvorea bicarbonato en el fondo del cubo. También puedes tirar un par de cucharadas en la bolsa de la basura.

2. Limpia los cristales con bicarbonato

El mantenimiento de los cristales es fundamental. Necesitarás 2 tazas de agua (½ litro), ½ taza de vinagre blanco (62 ml), 1 cucharadita de bicarbonato (5 g). Mezcla los ingredientes en un recipiente y con una esponja esparce la mezcla por el cristal. Deja actuar durante 5 minutos y limpia el cristal con agua.

3. Juguetes limpios

Los más pequeños de la casa tienden a llevarse a la boca todo lo que encuentran en su camino. Y los juguetes son un blanco perfecto. Así que deberían desinfectarse con frecuencia. En un bowl lleno de agua añade unas cucharadas de bicarbonato y sumerge los juguetes durante toda la noche. Después enjuaga y frota bien las zonas más sucias.

4. Cocina impecable

La vitrocerámica es una de las zonas que más se ensucian de la cocina, así que hay que limpiarla con cuidado. Necesitarás unas cucharadas de bicarbonato y vinagre blanco para crear una pasta. Aplícala sobre la placa de vitrocerámica y deja actuar unos minutos. Retira con un trapo de papel. Si aún hay manchas de comida y grasa, con sumo cuidado pasa una rasqueta. Y vuelve a pasar el trapo.

El bicarbonato también sirve para limpiar la vitrocerámica. (Foto: Pexels)
El bicarbonato también sirve para limpiar la vitrocerámica. (Foto: Pexels)

5. Mayólica sin moho

Para limpiar a fondo las baldosas de tu baño y evitar que las juntas se pongan negras o salga moho a raíz de la humedad, crea una pasta mezclando bicarbonato y agua. Aplícala sobre los azulejos y deja que actúe durante unos minutos. Retira con una esponja o trapo húmedo y deja secar.

6. Blanquea la ropa amarillenta

Si los cuellos o puños de tu ropa blanca empiezan a coger una tonalidad amarillenta puedes devolverles su blanco con un poco de bicarbonato. Necesitarás 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g) y ½ taza de vinagre blanco (125 ml). Frota el lugar de la mancha con bicarbonato y luego déjala en remojo en un recipiente con el vinagre durante 30 minutos. Después, enjuaga bien.

7. Cubiertos como nuevos

Para que tus cubiertos brillen necesitarás una cucharada de bicarbonato (10 g) y un poco de agua.

Llena un recipiente con agua tibia y añádele el bicarbonato, remueve hasta que se disuelva. Introduce los cubiertos y déjalos unos minutos. Luego lávalos como siempre y enjuágalos para que no quede ningún resto de bicarbonato. Sécalos con un paño limpio.

Recupera el brillo de tus cubiertos con bicarbonato. (Foto: Pexels)
Recupera el brillo de tus cubiertos con bicarbonato. (Foto: Pexels)

8. Elimina los gérmenes del fregadero con bicarbonato

En el fregadero se pueden crear bacterias y gérmenes debido a los residuos de los alimentos. Para eliminarlos, hay que desinfectar el fregadero de manera frecuente. Necesitarás 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g) y ¼ de taza de vinagre blanco (62 ml).

Espolvorea el bicarbonato sobre el fregadero y déjalo actuar 5 minutos. Frota con un cepillo y rocía con el vinagre blanco. Espera otros 10 minutos y lava el fregadero. Te quedará limpio y brillante.

9. Limpia las alfombras con bicarbonato

El bicarbonato es absorbente y un excelente blanqueador. Es un gran anti-manchas si lo mezclas con vinagre blanco. Necesitarás 2 cucharadas de bicarbonato (20 g) y ½ taza de vinagre blanco (125 ml).

Espolvorea el bicarbonato sobre la mancha y frótalo con un cepillo. Rocía un poco de vinagre blanco y espera 5 minutos para que penetre sobre los tejidos y remueva los residuos que originan las manchas. Retira con la aspiradora los residuos y déjalo secar.

10. Limpiar la bañera con bicarbonato

Si quieres tener las superficie de tu bañera suave y brillante, solo pasa una esponja humedecida con bicarbonato de sodio por la bañera. Enjuaga y seca. La bañera de tu baño quedará como nueva.

El truco casero con bicarbonato de sodio y vinagre blanco para limpiar el horno fácilmente

  • Lo primero será retirar las rejillas del horno, termómetros o sartenes y colocarlas sobre papel de cocina o periódico.
  • Mezcla partes iguales de bicarbonato de sodio y agua hasta que se forme una pasta untable. Puedes usar 1/2 taza de cada uno.
  • Con la ayuda de guantes de goma cubrir todo el interior del horno con la preparación. Evitar acercarse a las resistencias y poner mayor énfasis en las zonas con acumulación de grasa.
  • Deja reposar durante al menos 12 horas.
  • Para limpiar las rejillas lo mejor es dejarlas remojando en agua caliente por dos horas. Puedes añadir detergente en polvo. Luego de este tiempo limpiar con la ayuda de un cepillo para fregar y luego enjuagar.
  • Después de las 12 horas, con la ayuda de un paño húmedo retira la pasta de bicarbonato del interior del horno.
  • En una botella con pulverizador pon un poco de vinagre blanco y rocíalo por toda la superficie interna. Se producirá una espuma que ayudará a quitar cualquier resto pegajoso.
  • Para limpiar el cristal de la puerta también puedes colocar un poco de la pasta de bicarbonato y dejarla actuar por 30 minutos. Luego limpiar con paño húmedo o toalla de papel.
  • Para limpiar el exterior del horno hay que mezclar partes iguales de agua y vinagre blanco y pulverizar sobre un trapo. Pasar por toda la superficie hasta que desaparezcan las manchas.

Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS