Los zapatos tienen un papel importante en la vestimenta y reflejan la personalidad de la persona. (Imagen: Pexels)
Los zapatos tienen un papel importante en la vestimenta y reflejan la personalidad de la persona. (Imagen: Pexels)

Luego de ingresar a un local de calzado, la mayoría de nosotros seleccionamos el producto que nos agrada. De inmediato, conversamos con el personal y le pedimos la talla correcta. Tras ello, comenzamos a probarnos los y verificamos “hasta dónde llega el dedo gordo”. Si caminamos un poco y no toca el borde, entonces compramos el calzado.

Si no existe ninguno que encaje perfectamente con nuestro número, escogemos la talla más chica, porque asumimos que todos quedan bien a la hora de estirarlos. Ante eso, aplicamos diversos para agrandarlos y así aprovecharlos al máximo.

Error que cometen los hombres al comprar zapatos

Sin embargo, esta estrategia es un error común que cometemos de manera frecuente. Según explica Ryan Stowe, experto en calzado de la compañía Allen Edmonds, hay un problema a menudo en el 80% de los clientes que llegan a su tienda. ¿Cuál es? Pues, se interesan únicamente en el largo del zapato y no consideran el ancho.

Antes que nada, más empresas ofrecen zapatos con distintas longitudes y anchos, que suelen utilizar una medida en letras: el D es la media en el calzado masculino y el B en el femenino. Cada letra significa medio centímetro, detalla .

“Por lo general, llevamos zapatos que son demasiado grandes (a pesar de que no se nota)”, le indica Stowe al portal . La técnica que él emplea para comprobar el tamaño correcta del pie (longitud y anchura) consiste en medir la distancia que existe de los dedos hasta el talón, así como desde la parte más ancha del pie hasta el talón.

¿Qué pasa si uso zapatos muy pesados?

Por otro lado, el calzado bastante rígido o pesado obliga a hacer esfuerzos inútiles. En pocas palabras, provoca desgaste de energía innecesario, cansancio y bajo rendimiento, detalla .


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS