Lo único que Kristina necesita es su celular y esperar a que su hija empiece a coger uno a uno los juguetes que, en otros años, le hubiera insistido llevar a casa.
Lo único que Kristina necesita es su celular y esperar a que su hija empiece a coger uno a uno los juguetes que, en otros años, le hubiera insistido llevar a casa.

La navidad es una celebración que alborota a más de un padre de familia, pues los pequeños de la casa se asegurarán de pedir todo lo que vean en cada pasadizo de la sección de juguetes de un centro comercial. Teniendo esto en mente, una madre en EE.UU viralizó una divertida e infalible técnica en Facebook para evitar el llanto e insistencia de los niños.

Kristina Watts, una madre de Estados Unidos, se volvió viral tras crear un sorprendente truco para evitar que su hija haga berrinches y lloré cada vez que pasen por la sección de juguetes de algún centro comercial. Así lo compartió en su cuenta de , donde su novedosa técnica llamo la atención de miles de personas que ya está aplicando lo aprendido por esta curiosa mamá.

''Nuestros viajes a la tienda solían ser mucho más dolorosos en esta época del año. Los juguetes están en plena vigencia ... y, por supuesto, mis hijos lo QUIEREN TODO. Obviamente, me encantaría tener niños dulces, educados, no codiciosos y relajantes, que no pidan todas las cosas ... pero no es mi caso.'' señaló Kristina en su publicación antes de contar en que consiste su divertida técnica.

El truco, que se hizo viral al instante de ser publicado, consiste sencillamente en hacer una foto. Atrás quedaron las rabietas y lágrimas, lo único que Kristina necesita es su celular y esperar a que su hija empiece a coger uno a uno los juguetes que, en otros años, le hubiera insistido llevar a casa.

Cuando la pequeña toma la primera caja, su madre le pide tomarle una foto para enviársela a Santa y así el pueda saber que llevarle a casa la noche de navidad. Esto se repetirá cada vez que la niña vea algo que le guste y así Kristina podrá seguir su camino con tranquilidad.

''Mágicamente, Emmie sonríe, dice queso, pide ver la foto, luego BAJA EL JUGUETE Y SE LEVA. Es mágico. Sin lágrimas. Sin berrinches. Y ella se olvida de todos ellos en cuestión de minutos.'', añade Krisitina.

Sin duda, es una técnica sencilla y eficaz que está siendo aplicada alrededor del mundo gracias a esta noble mujer que no dudo en compartir su gran hazaña. La publicación esta acompañada con fotos de la pequeña Emmerson y hasta el momento, cuenta con más de 50 mil compartidos.

TE PUEDE INTERESAR