La madre del pequeño capturó el momento para compartir la realidad que viven algunos pequeños durante la pandemia. (Foto: Jana Coombs)
La madre del pequeño capturó el momento para compartir la realidad que viven algunos pequeños durante la pandemia. (Foto: Jana Coombs)

Dicen que una foto vale más que mil palabras y este es el ejemplo perfecto. Debido a la , las clases virtuales se han convertido en la alternativa ideal para evitar que niños y adolescentes pierdan el año escolar; sin embargo, no todos parecen poder adaptarse fácilmente a esta nueva modalidad de estudio. Esto lo tiene claro Jana Coomb, una mujer de Georgia, , que vio cómo su hijo bajaba la cabeza en plena clase virtual para ponerse a llorar.


Coombs tomó una foto y, más allá de intentar consolar al pequeño por no entender lo que explicaba el profesor, sabía que debía hacer algo más. Fue así que decidió compartir la escena con la esperanza de crear conciencia sobre las dificultades que enfrentan algunos estudiantes al no estar en un aula, informó la .

“Simplemente tomé esa foto porque quería que la gente viera la realidad”, dijo la mujer a la cadena WXIA. “Luego se acercó y nos abrazamos y yo estaba llorando junto con él”, agregó.

Foto: Jana Coombs
Foto: Jana Coombs

La madre cree que los niños, incluido su hijo, están sufriendo sin la opción de aprender en persona. “La educación es esencial para estos niños y es más que ‘uno más uno es igual a dos'”, explicó. “La socialización y la experiencia práctica es la forma en que los niños de primaria aprenden mejor”, añadió.

Coombs contó además que esta nueva modalidad de estudio ha resultado ser un “caos” el primer día, puesto que también debía estar pendiente de sus otros hijos, dos que cursan el segundo y cuarto básico y un bebé de siete meses.

“Hacer malabarismos con una casa, tener un bebé en la casa, recibir 5 mil correos electrónicos al día de todos sus maestros, tratar de mantenerse al día... diferentes aplicaciones, diferentes códigos, diferentes plataformas, algunos enlaces no funcionan. una computadora portátil a otra”, dijo.

Aún así, aseguró estar agradecida por los maestros que “han hecho todo lo posible para hacer que esto sea lo menos doloroso posible”.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS