El reacción del oso salvaje sorprendió a los cibernautas en las redes sociales y rápidamente se convirtió viral (Captura: 
Susan Kehoe / YouTube)
El reacción del oso salvaje sorprendió a los cibernautas en las redes sociales y rápidamente se convirtió viral (Captura: Susan Kehoe / YouTube)

En los . ina mujer se convirtió en la nueva amiga de un oso salvaje. Por si fuera poco, la residente de Vernon, una ciudad ubicada en el condado de Los Ángeles, le enseñó a cerrar cortésmente la entrada principal de su casa con la boca. El video ya es y tiene más de 250 mil reproducciones en .

Susan Kehoe escuchó algunos ruidos extraños fuera de su hogar y, sin pensarlo dos veces, quiso comprobar qué ocurría. Al abrir la puerta, la norteamericana se encontró con un oso. Ante la presencia de este animal, la mujer no ingresó en pánico y educadamente le preguntó: “¿podrías cerrar mi puerta, por favor?”.

En las imágenes, Susan se dirigió al omnívoro como “Señor oso”. “Tienes que terminar de cerrarla, cariño, está entrando aire frío”, señaló la mujer. Minutos después, el animal obedeció. “Cierra la puerta, cariño. Gracias”, agregó Kehoe mientras el mamífero completaba la tarea.

El video en las redes sociales

El clip se compartió la semana pasada en YouTube y ya registra 255 mil 800 visualizaciones. “¡Los osos son muy inteligentes! Este oso aprendió a cerrar la puerta de entrada a mi casa”, escribió Susan Kehoe en su publicación. La mujer de Vernon desactivó la opción de comentarios.

Susan y su relación con los animales

No es la primera vez que Susan Kehoe publica videos de osos. Mediante sus redes sociales defiende el bienestar de los animales salvajes en los bosques. Incluso, en 2010 recibió una sentencia de un año de liberta condicional y una multa de mil 250 dólares por interferir con los biólogos estatales que buscaban “tranquilizar a un oso para que pudieran cambiar su collar de radio”, según informó .

Cuáles son las razones por las que los osos atacan a humanos

De acuerdo con , “se ven dos tipos de ataques a humanos. Uno de ellos es un ataque defensivo, que implica defender a otro oso joven o una fuente de alimento, como una presa”.

Asimismo, “un oso también puede lanzar un ataque defensivo si le asustas. Usted puede caminar alrededor de la esquina de una casa y de repente estar a sólo un par de pies del oso, que responde inmediatamente con un ataque”.