Demet Özdemir en una de las actrices más populares y queridas de Turquía. (Foto: Demet Özdemir/ Instagram)
Demet Özdemir en una de las actrices más populares y queridas de Turquía. (Foto: Demet Özdemir/ Instagram)

Demet Özdemir en una de las actrices más populares y queridas de su país de origen, Turquía. Y es que la intérprete se ha ganado el cariño y el respeto del público gracias a su participación en exitosas telenovelas como “Mi hogar, mi destino” (“Doğduğun Ev Kaderindir”) y “Erkenci Kuş”, también conocida como “Pájaro soñador”, producciones con altos índices de audiencia.

MÁS INFORMACIÓN: La peligrosa operación a la que se sometió Hülya Duyar quien interpreta a Sultan

Una de las ficciones por la que es más recordada es “Mi hogar, mi destino”, donde Demet Özdemir interpretó a Zeynep, una joven que nace en medio de una situación económica muy pobre pero que con el tiempo su vida cambiará y estará rodeada de lujos, pero ello no le impedirá que su pasado la acorrale. Personaje que, sin duda, dejó huella en su carrera.

Ahora a sus 29 años, y después de haber triunfado con “Mi hogar, mi destino”, “Pájaro soñador” y “Habitación 309″, se ha convertido en toda una celebridad en Turquía, por lo que su vida personal es de interés público. La actriz ha recordado detalles íntimos de su infancia y confesó que de pequeña tenía un carácter muy difícil.

MÁS INFORMACIÓN: Qué pasó con Demet Özdemir tras el final de “Mi hogar, mi destino”
La actriz Demet Özdemir nació en İzmit, una pequeña localidad ubicada en la parte noroccidental de Anatolia, en Turquía. (Foto: Demet Özdemir/ Instagram)
La actriz Demet Özdemir nació en İzmit, una pequeña localidad ubicada en la parte noroccidental de Anatolia, en Turquía. (Foto: Demet Özdemir/ Instagram)

CUANDO DEMET ÖZDEMIR ERA UNA PERSONA INSOPORTABLE

Durante su visita al show de Ibrahim Selim, la actriz Demet Özdemir ha confesado que de pequeña tenía un carácter muy difícil. La protagonista de “Mi hogar, mi destino” no siempre fue tan encantadora como lo es hoy día, ya que durante su infancia tenía otra actitud.

“Era una persona terrible”, confesó la actriz, que ha reconocido que no solía hablar con nadie y que tenía un padre muy inflexible y disciplinado. “Mi padre era una persona con reglas increíblemente estrictas”.

Haciendo nuevamente gala de su honestidad, la actriz explicó que su mal carácter se debía en buena medida a su propia impaciencia con conseguir sus metas.

“Cuando era niña, era increíblemente ambiciosa, decidida e impaciente. Quería que todo sucediera muy rápido. Pero tenía 14 años cuando era así. Entonces, ¿cómo de rápido puede pasar? Aún así, esta impaciencia estaba creando una tensión extrema en mí. Cuando me despertaba estaba pensando, ‘¿por qué me desperté hoy?’ Por ejemplo, cuando conocía a alguien que estaba demasiado alegre, le preguntaba por qué estaba tan feliz, qué le hacía estar tan alegre por la mañana”, le contó Demet Özdemir al popular showman turco.

Fiel a su estilo, la bella actriz reconoció que su carácter cambió cuando realmente supo que quería hacer con su vida. A medida que fue creciendo, Demet Özdemir encontró aquellas cosas que la hacían feliz.

“Cuando comencé a hacer el trabajo que quería hacer, gané dinero y comencé a cumplir con mis responsabilidades para con mi familia, me convertí en el tipo de persona que dice ‘¿Qué hay de malo en esto?’ En resumen, cuando encuentras tu propósito en la vida o las cosas que te harán feliz, te despiertas muy feliz”, agregó.

Cabe indicar que la actriz Demet Özdemir nació en İzmit, una pequeña localidad ubicada en la parte noroccidental de Anatolia, en Turquía.

“(İzmit) era un lugar pequeño pero había una cultura de vecindario realmente excelente. Crecí con la cultura del barrio, trepaba a los árboles, jugaba al aire libre con amigos, volvía a casa a las 21.30. Estuve allí hasta los 11-12 años y pude crecer con mucha libertad porque es un lugar basado en la confianza y la amistad”, señaló.

Ahora, además de ser feliz, Demet Özdemir tiene una vida que no está al alcance de cualquiera. Hace algo más de un año la actriz adquiría en un residencial de lujo a las afueras de Estambul una mansión de cuatro millones de liras.

Durante algunos meses, la actriz reformó por completo el interior de la vivienda para ponerla a su gusto. Y es que gracias a su esfuerzo y trabajo, Demet Özdemir está haciendo sus sueños realidad lo que la hace un persona feliz.

FOTOS DE DEMET ÖZDEMIR INSTAGRAM

Contenido Sugerido

Contenido GEC