El segundo volumen de episodios de "Unsolved Mysteries" está disponible en Netflix desde el pasado 19 de octubre (Foto: Netflix)
El segundo volumen de episodios de "Unsolved Mysteries" está disponible en Netflix desde el pasado 19 de octubre (Foto: Netflix)

(“Unsolved Mysteries”, en su idioma original) regresó a Netflix con una segunda temporada compuesta por seis nuevos episodios, que nos muestran nuevos casos desconcertantes enfocados en fenómenos inexplicables o delitos cuyos responsables siguen sin aparecer.

MIRA AQUÍ: “Misterios sin resolver”: ¿qué pasó con JoAnn Matouk? Todas las teorías detrás de su extraña muerte

Uno de los casos que más ha llamado la atención es “Death in Oslo” (“Muerte en Oslo”) que trata sobre la de ‘Jennifer Fairgate’, una mujer encontrada muerta en una habitación de hotel de Oslo, Noruega, después de un presunto suicidio en junio de 1995. Hasta ahora no se sabe quién la mató, además la identidad de la mujer es un misterio.

La mujer es conocida como 'Jennifer Fairgate' o 'Jennifer Fergate' porque esos son los nombres que usó para registrarse en el hotel (Foto: Netflix)
La mujer es conocida como 'Jennifer Fairgate' o 'Jennifer Fergate' porque esos son los nombres que usó para registrarse en el hotel (Foto: Netflix)

¿QUIÉN ASESINÓ A JENNIFER FAIRGATE? TODO LO QUE SE SABE DE SU CASO

El 3 de junio de 1995, una joven fue encontrada con un agujero de bala en la cabeza en una habitación de hotel en el Hotel Plaza en Oslo, Noruega. Al principio parecía un suicidio: tenía el arma en la mano y no había evidencia de lucha. Sin embargo, cuando las autoridades fueron a identificar a la mujer, el caso rápidamente se volvió extraño.

La mujer es conocida como ‘Jennifer Fairgate’ o ‘Jennifer Fergate’ porque esos son los nombres que usó para registrarse en el hotel. Sin embargo, resultaron falsos. De hecho, casi todo lo que dijo sobre sí misma parece falso. Dijo que tenía 21 años, pero después de que su cuerpo fue exhumado, la policía de Estocolmo reveló que probablemente tenía entre 23 y 25 años.

Cuando los investigadores revisaron su habitación de hotel, encontraron una colección de ropa a la que le habían quitado las etiquetas y sin pantalones, solo blusas. Aún más confuso, sostenía el arma en un ángulo extraño, no tenía sangre en las manos y el número de serie del arma había sido eliminado con ácido.

No había cepillo para el cabello, ni cepillo de dientes, ni artículos de tocador que pudieran proporcionar evidencia de ADN a la policía. La mujer era completamente inidentificable. Aunque a un empleado del hotel se le informó al momento de registrarse que un hombre se quedaría en la habitación con ella, no había evidencia de él en la habitación.

Según el portal “Decider”, después de que la policía pasó un año intentando identificarla y resolver el caso sin éxito, finalmente fue enterrada el 26 de junio de 1996. Todas las pruebas fueron destruidas después de que se cerró el caso.

El 3 de junio de 1995, una joven fue encontrada con un agujero de bala en la cabeza en una habitación de hotel en el Hotel Plaza en Oslo, Noruega (Foto: Netflix)
El 3 de junio de 1995, una joven fue encontrada con un agujero de bala en la cabeza en una habitación de hotel en el Hotel Plaza en Oslo, Noruega (Foto: Netflix)
MIRA AQUÍ: “Misterios sin resolver”: ¿quién mató a Jack Wheeler? Las incógnitas detrás del homicidio del exasesor de la Casa Blanca

Netflix muestra al periodista Lars Christian Wegner mientras sigue todas las pistas posibles en el caso, desde la dirección de la casa falsa en un pequeño pueblo belga que la mujer proporcionó en el formulario de registro de su hotel hasta la exhumación de su cuerpo en 2016, para tomarle nuevas muestras de ADN.

Aún así, no ha habido pistas o miembros de la familia que se hayan presentado para identificar a la mujer, que se descubrió a través del ADN como de ascendencia europea, probablemente de Alemania Oriental. Hasta el día de hoy, nadie ha denunciado su desaparición.

Los expertos han llegado a creer que la mujer probablemente era una especie de espía o agente secreto. La investigación está disponible en VG, un periódico noruego, donde muestran una simulación visual de la escena que le permite explorar la habitación del hotel de Oslo y explica detalladamente todos los aspectos extraños del caso.

También proporciona detalles que el documental de Netflix excluyó, como las identidades de los huéspedes del hotel vecino en el momento de la muerte de “Jennifer Fairgate”. Uno de esos vecinos resulta particularmente interesante: un Sr. F de Bélgica, que se marchó la mañana antes de que la mujer fuera encontrada muerta, le dijo a VG que fue informado durante su check-out sobre el incidente.

Cuando le preguntaron cómo el personal de recepción pudo haberle preguntado sobre la muerte antes de que ocurriera, supuestamente dijo: “No sé nada de eso. Solo recuerdo que me preguntaron. Eso es todo lo que sé.” Los usuarios en redes sociales han teorizado que el Sr. F podría ser un sospechoso, aunque no lo cría como tal.

Hasta el día de hoy, nadie ha denunciado su desaparición (Foto: Netflix)
Hasta el día de hoy, nadie ha denunciado su desaparición (Foto: Netflix)
MIRA AQUÍ: “Misterios sin resolver”, ¿tendrá temporada 3 en Netflix?

MÁS SOBRE “MISTERIOS SIN RESOLVER”