La actriz Salma Hayek está agradecida por su buena amiga Renée Zellweger  y su elegante colección de vestidos (Foto: AFP)
La actriz Salma Hayek está agradecida por su buena amiga Renée Zellweger y su elegante colección de vestidos (Foto: AFP)

Los premios Oscar han vuelto a ser noticia este lunes 13 de enero, tras darse a conocer la lista completa de los nominados a la estatuilla. “Joker” de Joaquin Phoenix, compite en 11 categorías, entre ellas mejor película, mejor director y mejor actor. “The Irishman”, “1917” y “Once Upon A Time In Hollywood” le siguen con 10 nominaciones cada una.

Como suele pasar, la premiación a lo mejor del , es tendencia mundial en las redes sociales y muchos, además de comentar las nominaciones, recuerdan las ediciones anteriores: ganadores, grandes fracasos, mejores momentos y, sobre todo, las anécdotas que dejaron las galas. En ese sentido, muchos recuerdan la vez que fue salvada por Renée Zellweger durante los Oscar de 2003.

Como recodarás, ese año ambas protagonistas del incidente fueron nominadas a Mejor Actriz, Zellweger por su papel en “Chicago” y Hayek por “Frida”. Pero, lamentablemente, el premio de la categoría se lo llevó Nicole Kidman por su actuación en “The Hours”. Sin embargo, el recuerdo de lo que paso aquel día no lo olvidarán jamás.

¿Qué fue lo que pasó realmente? Pues en los premios de la Academia de 2003, Zellweger le prestó un vestido de repuesto a la actriz que había interpretado a Frida Kahlo un año anterior (2002) luego que su vestido sufriera un desperfecto.

Salma Hayek y Renée Zellweger son amigas desde 1996 (Foto: AFP)
Salma Hayek y Renée Zellweger son amigas desde 1996 (Foto: AFP)

el día previo a la cita más importante de la industria del cine, sufrió la pesadilla que toda celebridad teme vivir: el vestido que había elegido se rompió por la parte trasera. Curiosamente, al final fue , su competidora directa en la categoría de Mejor Actriz, quien acabó ‘salvándole la vida’.

“La verdad es que ella me enfadaba un poco porque en algún momento incluso llegué a desear que ganara, porque había estado maravillosa”, reveló a Salma haciendo referencia al trabajo de su buena amiga en el musical “Chicago”.

“La noche anterior, cuando mi ‘trasero gordo’ consiguió reventar mi vestido para los Oscar y no tenía nada que ponerme, ella me prestó uno de los que había seleccionado de antemano y que, a Dios gracias, era lo suficientemente amplio en la parte de abajo y elástico en la de arriba. Y eso fue lo me puse”, reveló la actriz mexicana mientras le entregaba un premio a Renée en la gala de los National Board of Review por su interpretación en la biopic de Judy Garland.

El diseño al que se refiere Salma era una creación de Carolina Herrera con una falda de vuelo en color blanco y un body de encajo negro que le sentaba como un guante.

El vestido de Salma Hayek era una creación de Carolina Herrera con una falda de vuelo en color blanco y un body de encajo negro que le sentaba como un guante (Foto: SGRANITZ / WIREIMAGE)
El vestido de Salma Hayek era una creación de Carolina Herrera con una falda de vuelo en color blanco y un body de encajo negro que le sentaba como un guante (Foto: SGRANITZ / WIREIMAGE)

LOS ELOGIOS DE SALMA HAYEK PARA RENÉE ZELLWEGER

Tras contar la divertida anécdota, la actriz de “Like a Boss” continuó las alabanzas para Zellweger, y agregó que la ganadora del Globo de Oro tiene un corazón de oro y nunca dice cosas desagradables sobre los demás.

Ambas actrices se conocieron en 1996 y pasaron el año nuevo junto con la familia de Hayek.

En una entrevista con la revista New York Magazine, en septiembre pasado, Zellweger dijo que se topó con su amiga Hayek en el aeropuerto, quien le dio buenos consejos cuando decidió tomar una pausa de seis años en la actuación en 2010.

“Ella compartió esta hermosa... ¿metáfora? ¿Analogía?: ‘La rosa no florece todo el año... a menos que sea de plástico’”, dijo Zellweger. “¿Qué significa eso? Significa que tienes que fingir que estás bien para ir y hacer lo siguiente. Y probablemente debas detenerte ahora, pero esta oportunidad creativa es tan emocionante y es única en tu vida y lamentarás no haberlo hecho. Pero en realidad, no, deberías recuperarte y, ya sabes... descansar”, contó la actriz sobre el consejo de Hayek.

Salma Hayek tras su comentado vestuario en los Globos de Oro: “Prefiero verme sexy que gorda”. (Foto: AFP)
Salma Hayek tras su comentado vestuario en los Globos de Oro: “Prefiero verme sexy que gorda”. (Foto: AFP)

EL GRAN REGRESO DE RENÉE ZELLWEGER

Tras tomarse un descanso, Zellweger hizo su gran regreso a la industria para filmar la película “Bridget Jones's Baby” en 2016. Más recientemente, la actriz de 50 años ganó un Globo de Oro a la mejor actriz en una película por su interpretación de Judy Garland en la película biográfica de Rupert Goold, “Judy”.

“Wow, realmente estoy aquí arriba. Bueno, hola a todos, me alegro de verlos. Se ven bastante bien 17 años después”, dijo en broma Zellweger mientras aceptaba su cuarto premio Golden Globe (su última victoria fue en 2004 para Cold Mountain).

“Gracias a la [Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, el organismo organizador de los Globos] por invitarme a la reunión familiar, especialmente con todas estas damas extraordinarias este año", agregó.

“Lo digo en serio, tu trabajo me conmueve. Me conmueve”, dijo sobre sus compañeras nominadas, que incluyeron a Cynthia Erivo (Harriet), Scarlett Johansson (Marriage Story), Saoirse Ronan (Little Women), Charlize Theron (Bombshell). “Y los he estado animando desde los asientos del teatro durante mucho tiempo”, puntializó.



TE PUEDE INTERESAR: