Enrique de Sussex y Guillermo de Cambridge volverán a verse en el homenaje a Diana de Gales y los ojos del mundo estarán sobre ellos. (Foto: Paul Grover / AFP)
Enrique de Sussex y Guillermo de Cambridge volverán a verse en el homenaje a Diana de Gales y los ojos del mundo estarán sobre ellos. (Foto: Paul Grover / AFP)

El príncipe está de regreso en Reino Unido y la ocasión especial de su llegada puede verse opacada por la ruptura en su buena relación de hermanos con el príncipe . ¿Qué pasará ahora? Mientras muchos culpan a , el historiador de la realeza, Robert Lacey ha dado nuevas luces de lo que estaría pasando en verdad entre los nietos de la reina Isabel II del Reino Unido.

TRIVIA | ¿Cuánto sabes sobre el príncipe Enrique y Meghan de Sussex?

Hace unas semanas el príncipe Harry dejó Estados Unidos para reunirse con la familia real británica durante el funeral de Felipe de Edimburgo. Ahí la tensión ya era visible tras las polémicas declaraciones que brindó junto a su esposa para una explosiva entrevista con Oprah Winfrey. Él voló de regreso para estar presente en el nacimiento de su hija Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, pero la celebración de los 60 años de su recordada madre hizo que donde participará de la develación de una estatua en los jardines de Kensington este 1 de julio.

Fuentes consultadas por medios británicos señalan que la reconciliación entre Harry y Guillermo está lejos de llegar. (Foto: Kirsty Wigglesworth / AFP)
Fuentes consultadas por medios británicos señalan que la reconciliación entre Harry y Guillermo está lejos de llegar. (Foto: Kirsty Wigglesworth / AFP)

Separación familiar

Ese día volverá a estar al lado de su hermano, el príncipe Guillermo de Cambridge, pero la distancia entre ambos parece tener una poderosa razón. Robert Lacey explica en su libro ‘Battle of Brothers’ que los problemas se iniciaron meses después de la boda de los Sussex en el 2018.

El autor afirma que se dio una gran pelea entre los hijos de Diana de Gales cuando el mayor se enteró de las quejas de bullying que el equipo de trabajo empezó a poner en contra de Meghan Markle, las que están en investigación.

Según explica Robert Lacey, el príncipe William estaba ‘horrorizado’ con lo que había escuchado, y uno de sus amigos apuntó a que él tomó la decisión de no seguir compartiendo el mismo equipo de trabajo en el Palacio de Kensington con su hermano.

A esto se sumó las declaraciones de Enrique de Sussex junto a su esposa sobre la familia real británica y lo que vivieron mientras eran miembros oficiales de la realeza. En ese momento Guillermo de Cambridge decidió ir en contra de las reglas y se atrevió a dar explicaciones al ser cuestionado por la entrevista de su hermano frente a Oprah Winfrey donde dijo haber sido testigo de ciertas actitudes racistas por parte de algún miembro de la familia real británica sobre el color de piel de su hijo Archie. En ese momento dijo que no había hablado con él, pero que lo haría.

Sin embargo, durante el funeral de su abuelo Felipe de Edimburgo se vio a la duquesa de Cambridge Kate Middleton conversar con su cuñado, lo que hizo pensar que volverían a acercarse, a pesar que se dispuso que Peter Phillips estuviera entre los hermanos en la formación oficial y que Meghan Markle la haya señalado como la responsable de sus lágrimas antes de su boda.

Hoy Enrique se encuentra en Frogmore Cottage cumpliendo la cuarentena impuesta por el gobierno para quienes llegan del extranjero y sin Meghan de Sussex, quien se quedo en Estados Unidos con sus dos hijos Archie y Lilibet. El jueves 1 de julio será la prueba de fuego entre los hijos de Diana de Gales durante el homenaje en el día en que hubiera cumplido 60 años, cuando todo indica que la brecha entre los hermanos parece no disminuir.