El pequeño de seis años fue atendido por la policía y le realizaron labores de reanimación, pero lo declararon muerto (Foto: Pixabay)
El pequeño de seis años fue atendido por la policía y le realizaron labores de reanimación, pero lo declararon muerto (Foto: Pixabay)

Los niños son los seres más inocentes y no tienen malicia en su ser. Ellos solo quieren disfrutar de su infancia y confían en sus padres, ya que ellos son sus superhéroes, pero lamentablemente existen personas que no sienten amor por sus pequeños que los convierten en víctimas de abuso infantil.

Hace poco se estrenó en Netflix la serie documental que cuenta la terrible historia de , un niño de ocho años que fue torturado y asesinado por su propia madre y padrastro.

Esta producción de seis capítulos puso la piel de gallina a los usuarios de la televisión por streaming y generó muchas reacciones al respecto, pero no solo , sino son muchos más niños que son víctimas de abuso infantil por parte de sus padres.

Hace unos días se dio a conocer la terrible noticia de dos hermanitos en Arizona. Cuando las autoridades realizaron las investigaciones del caso se dieron con la sorpresa que los pequeños habían sido encerrados en un armario por sus padres y abuela. Uno de ellos murió.

¿QUÉ SUCEDIÓ CON LOS NIÑOS DE ARIZONA?

La policía de Arizona recibió una llamada de alerta que informaba que un menor de seis años se encontraba inconsciente en su casa. Cuando llegó la policía, se le realizó labores de reanimación cardiopulmonar a la espera del personal médico; sin embargo, el menor fue declarado muerto en el lugar.

Según la policía, el menor fallecido no mostraba signos evidentes de golpes en su cuerpo, pero sí señales de desnutrición y su apariencia física “no estaba acorde a su edad”. Su hermano de 7 años también parecía estar desnutrido, añadió el reporte.

Las autoridades de Arizona informaron que los padres admitieron que el niño y su hermano, de 7 años, estuvieron encerrados en un armario y a veces no les daban comida. De acuerdo con el informe, los padres los mantenían bajo llave para evitar que se escaparan por la noche y robaran comida.

Los pequeños sufrieron estos abusos durante aproximadamente un mes hasta que el menor de ellos no aguantó más.

La abuela de los menores también admitió saber sobre las condiciones y haberlos castigado cuando robaban comida, aseguró la policía.

Los padres del menor y la abuela fueron arrestados y acusados de homicidio en primer grado y dos cargos de abuso infantil. Anthony José Archibeque Martínez, de 23 años, Elizabeth Archibeque Martínez, de 26, y Ann Marie Martinez, de 50, están detenidos en una cárcel del condado Coconino, Arizona, EE.UU.

La pareja también tiene otros tres hijos de 2,4 y 7 años, cuya tutela ha quedado bajo el Departamento de Cuidado Infantil de Arizona.

VIDEO RECOMENDADO

Netflix: The Trials of Gabriel Fernandez

¿QUIÉN FUE GABRIEL FERNÁNDEZ?

Según cada informe, las entrevistas en la serie y las noticias tras muerte, era, como la mayoría de los niños, un chico dulce al que le gustaba ser útil y que buscaba el amor de su familia. Antes de mudarse con su madre, Pearl Fernández, su novio, Isauro Aguirre, y dos hermanos en Palmdale, al norte de Los Angeles, el pequeño vivía cada cierto tiempo en casa de algún familiar.

Como bien describe el documental, antes de mudarse definitivamente con su madre, Gabriel vivió por un tiempo con un tío y su pareja y luego con sus abuelos. Por las imágenes de esta época, al menos cuando era cuidado por sus tíos, Gabriel parecía un niño feliz y saludable.

Sin embargo, la vida del menor dio un giro radical en 2012, cuando Pearl Fernández lo acogió, según la investigaciones, para obtener beneficios de bienestar. Desde luego, el resto de la familia expresó su preocupación por esta decisión, debido a que Pearl, según indicaron, era negligente con sus otros hijos. Es decir, nada bueno podía pasar si sumaban a otro menor a la ecuación.

La serie documental de Gabriel Fernández ha causado mucha indignación entre los espectadores y ellos han opinado en Twitter (Foto: Netflix)
La serie documental de Gabriel Fernández ha causado mucha indignación entre los espectadores y ellos han opinado en Twitter (Foto: Netflix)

Tras mudarse con su madre y su pareja, Gabriel Fernández ingresó a una nueva escuela, donde al poco tiempo una maestra, llamada Jennifer García, identificó que algo no andaba bien. La profesora, que aparece a lo largo de la serie de seis partes, contó que a los pocos días de haber ingresado a clases, el pequeño le hizo una pregunta: “¿Es normal que las madres golpeen a sus hijos?”. Pero eso fue solo el principio. Pronto Gabriel tenía una inquietud más preocupante. Le preguntó si era normal ser golpeado con una hebilla de cinturón. “¿Es normal que sangres?”.

TE PUEDE INTERESAR: