Madre advierte cómo un pañal mojado de su bebé se convirtió en síntoma de diabetes. (Foto: Referencial / Pixabay)
Madre advierte cómo un pañal mojado de su bebé se convirtió en síntoma de diabetes. (Foto: Referencial / Pixabay)

Una mujer de California, Estados Unidos (EE.UU.), utilizó sus redes sociales para dar a conocer los síntomas que presentó su bebé de 16 meses poco antes de ser diagnosticado con diabetes tipo 1.

Courtney Moore, de Sacramento, comenzó a notar a inicios del mes de julio que el pañal de Maddox, su hijo, amanecía empapado. Además, notó que el niño despertaba con mucha sed.

Cuando se despertaba, tenía una sed tan feroz que alcanzaba mi botella de agua y la bebía, dijo la madre en conversación con . “Sabía que eso no era normal”.

La mujer conversó con otras mamás y investigó sobre el tema en Internet. Aunque los síntomas parecían ser de alguien que tiene diabetes tipo 1, no creyó que Maddox padeciera esta enfermedad.

Según explicó, ella y su Jason, su esposo, atribuyeron la sed del niño al clima. Por otra parte, pensaron que la leve pérdida de peso que sufrió el bebé era porque es muy activo y camina constantemente.

Un día, Courtney recibió una llamada de un consultorio y le dijeron que debía llevar a Maddox a emergencias debido a que su nivel de azúcar en la sangre era de casi 700. Según el medio citado, lo normal para un niño de 16 meses se ubica entre 100 y 180.

Así, el bebé fue diagnosticado con diabetes tipo 1 y fue tratado de inmediato por cetoacidosis diabética, una complicación de la diabetes potencialmente mortal que ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente insulina para permitir que el azúcar en la sangre se use como energía.

Tras permanecer hospitalizado dos noches, Maddox fue dado de alta y se encuentra bajo un régimen de inyecciones de insulina y control de glucosa.

A pesar de todo, su madre se siente agradecida

Me siento bendecida de que sea tan joven en cierto sentido porque no entiende y es muy resistente”, comentó su madre. “Sí, nuestras vidas dieron un vuelco, pero él es feliz y lo está haciendo muy bien”, agregó.

Mediante su cuenta de Facebook, la mujer compartió lo sucedido para que otros padres no ignoren los síntomas que puedan experimentar sus hijos.

Estoy compartiendo esto porque lo que podríamos haber descartado como debido al clima más cálido y ser un niño activo literalmente podría haber matado a nuestro hijo”, escribió. “La moraleja de la historia, padres, presten atención a sus hijos y confíen en sus instintos. Tuvimos mucha suerte”.

Mi punto no es asustar a la gente, sino recordarles que sean muy conscientes y sigan rastreando esas cosas, agregó.

Otros síntomas de la diabetes tipo 1

Además de la sed excesiva, la micción frecuente y la pérdida de peso inexplicable, los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden incluir sequedad de boca, fatiga y debilidad, aumento del apetito y heridas que cicatrizan lentamente, .

Por lo general, se diagnostica en niños, adolescentes y adultos jóvenes, pero puede desarrollarse a cualquier edad. Aproximadamente 1,6 millones de estadounidenses viven con diabetes tipo 1.

Se cree que la enfermedad es causada por una reacción autoinmune que destruye las células productoras de insulina en el páncreas. Como resultado, las personas con diabetes tipo 1 dependen de la insulina, administrada mediante inyecciones o una bomba, para mantenerse con vida.

A diferencia de la diabetes tipo 2, que es provocada por factores del estilo de vida, no existe una forma conocida de prevenir la diabetes tipo 1.