La increíble historia de cómo una persona recuperó el juguete que su maestro le incautó hace más de dos décadas causó furor en las redes sociales. | Crédito: Lai Wai Kit / Facebook.
La increíble historia de cómo una persona recuperó el juguete que su maestro le incautó hace más de dos décadas causó furor en las redes sociales. | Crédito: Lai Wai Kit / Facebook.

A varios de nosotros probablemente nos hayan confiscado algo en el colegio, solo para nunca más volverlo a ver, pero aquí te presentamos una que tuvo un final feliz aunque tuvieron que pasar más de dos décadas. Un maestro a punto de retirarse devolvió a un antiguo alumno suyo un juguete que le decomisó en 1999 durante una de sus clases, es decir, ¡hace 21 años!

MÁS INFORMACIÓN: Devuelve con 53 años de retraso libro que prestó de la biblioteca de su escuela

Lai Wai Kit era un estudiante en el Chinese High School (TCHS), ahora llamada la Hwa Chong Institution, en Singapur y, según reporta el sitio , un profesor de dicha institución le había incautado su Digivice (un dispositivo similar a un Tamagotchi), que usaba para criar una mascota digital como era la moda en aquel entonces.

Después de haber ahorrado para comprarse el aparato, Kit contó que su maestro Jeffrey Lim lo sorprendió jugando con él y se lo arrebató, diciéndole que era por su propio bien. Pese a que le pidió que se lo devolviera en más de una ocasión, el docente no le hizo caso y al final se rindió, aceptando que jamás volvería a ver su preciada posesión.

MÁS INFORMACIÓN: Niño retorna a su escuela tras vencer al cáncer y es recibido así por sus compañeros

Pero al final sí terminó siendo para su bien, ya que Kit contó que aquella experiencia lo ayudó a comportarse mejor y enfocarse más en sus estudios -ya que de acuerdo al portal reveló que era “una especie de rebelde que se teñía el cabello”-; sin embargo, el destino lo volvería a reunir con su añorado Digivice gracias al poder de las redes sociales.

Resulta que un día, la página de de su antigua escuela informaba sobre el próximo retiro de Jeffrey Lim, ocasión que aprovechó para escribirle y decirle lo mucho que apreció el consejo que le dio hace más de dos décadas pese a que le costó el juguete que le había costado tanto conseguir.

MÁS INFORMACIÓN: Xu Bingyang, el niño chino que lleva a cuestas a su amigo que no puede caminar

“¡Mi Tamagotchi sigue en su cajón de objetos confiscados, muchas gracias por las lecciones de vida, Sr. Lim!”, escribió Kit a su maestro, sin imaginarse que recibiría una pronta respuesta de su parte adjuntando una fotografía del Digivice en la que le preguntaba si era eso a lo que se refería y que acababa de recibirlo de la escuela.

Asombrado, Kit dijo que solo bromeaba, pero que de hecho sí le pertenecía. Después de un intercambio de mensajes, fue personalmente a la escuela a recogerlo y a visitar a su antiguo profesor, aprovechando la ocasión para tomarse una fotografía que no dudó en compartir en su perfil de .

“Dicen que los mejores maestros son aquellos que te enseñan hacia dónde mirar sin decirte qué ver. Yo creo que los mejores maestros son aquellos que me dijeron hacia donde no ir, así que sé lo que puedo ser. ¡Feliz retiro, Sr. Lim!”, escribió Kit que, pese a recuperar su Digivice, no pudo hacer nada por la mascota virtual que albergaba.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE HISTORIAS

VIDEO RECOMENDADO

Fútbol Internacional: la historia de Sebastian Coltescu, el cuarto árbitro de la polémica

Fútbol Internacional: la historia de Sebastian Coltescu, el cuarto árbitro de la polémica | VIDEO
Fútbol Internacional: la historia de Sebastian Coltescu, el cuarto árbitro de la polémica | VIDEO