Aquí vemos a Henry James Morris al lado de su esposa durante el show. (Foto: Jill Morris | Facebook)
Aquí vemos a Henry James Morris al lado de su esposa durante el show. (Foto: Jill Morris | Facebook)

El viernes 2 de julio, Henry James Morris y su familia asistieron muy entusiasmados al show de rodeo que el destacado Cody Nance ofreció en Tennessee, . Debido a que tiene una de sus piernas amputada, el hombre y los suyos se situaron en uno de los asientos delanteros.

Cuando se dio inicio al evento, Henry trató de pararse para así entonar el himno estadounidense. Su hija, Jill, intentó ayudarle, pero tuvo algunos problemas debido a la posición en la que su papá se encontraba.

Fue en ese instante en que apareció un chico, que estaba sentado en la butaca de atrás, para sostener al anciano.

“Pensé, ‘qué amable de parte de un joven, probablemente nunca peleé en la guerra como lo hice yo para defender el Juramento de Lealtad de los Estados Unidos’”, dijo este veterano de la Guerra de Vietnam a .

Luego de ello, cada uno regresó a sus asientos para ver el show de Nance.

FOTOS

Luego de volver a casa, Jill comenzó a revisar las fotos que tomó durante el evento. De esta forma pudo observar al chico que se había solidarizado con su padre.

Ella poco después compartió esa foto en su cuenta de para así ubicarlo y agradecerle públicamente su ayuda. Dicha iniciativa fue apoyada por su familia, especialmente por Henry.

Pasaron solo unos días para que el exmilitar y los suyos dieran con el muchacho, quien responde al nombre de Blaise Cureintong. Todos le dieron gracias nuevamente por su noble acción.

“Me gustaría que la gente aprovechara la hospitalidad de este joven y la forma en que me ayudó, tal vez algún día puedan ayudar a alguien más”, dijo Jill.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Transexualidad, un camino de liberación que conduce a la muerte en Bolivia
La lucha por la propia identidad sexual en Bolivia puede llegar al extremo de costar la vida, no sin antes atravesar por un difícil camino de discriminación que, en el caso de las mujeres transexuales, está marcado por la renuncia al propio hogar e incluso al suelo natal. (Fuente: EFE)