Todos los niños merecen un hogar y amor. Punto. Por eso la historia de cómo se convirtió en el primer y único padre soltero en adoptar a un recién nacido en Italia hasta el momento al recibir a su hija Alba, quien tiene , es digna de ser compartida. Y es que este abnegado hombre de familia quiere mostrarle al mundo lo hermosa que, al igual que su pequeña, es esta mal llamada “enfermedad”, que en realidad se trata de una alteración genética que se produce por la presencia de un cromosoma extra o una parte de él, es decir en vez de 46 distribuidos en 23 pares, tienen tres cromosomas en el par 21 en lugar de los dos que existen habitualmente (hecho por la que también se le conoce como ). A continuación, entérate de todos los detalles de esta conmovedora que busca educar a la gente sobre los beneficios de la adopción de neonatos, sea cual sea su condición, origen, raza y un largo etcétera.

MÁS INFORMACIÓN: La historia de cinco hermanos que fueron adoptados en vísperas de Navidad

“Alguien me preguntó una vez: ‘Si tuvieras una varita mágica, ¿la usarías para curarla?’, como si ella sufriera de alguna terrible enfermedad, pero en realidad, el síndrome de Down no se trata de una afección sino de una forma de ser. Yo les respondo con un rotundo ‘no’ porque ‘así ella ya no sería más Alba’. Ella es perfecta tal como es así que es necesario que eduquemos hoy a las personas haciéndoles entender que Alba y la gente como ella necesitan ser consideradas como personas iguales a las demás”, dijo Trapanese, quien se convirtió en el padre adoptivo de la pequeña llamada Alba después que fuera rechazada por 20 familias.

“Alba fue abandonada en el hospital cuando nació y declarada como elegible para adopción, pero nadie quiso porque ella tenía síndrome de Down”, recordó el italiano al hablar con el programa sobre las estrictas leyes en su país que hacen que la adopción de neonatos sea algo casi imposible para padres solteros como él y solo pudo hacerlo porque la pequeña presentaba “un tipo de discapacidad”. “Recibí a Alba cuando tenía apenas 30 días de nacida y fue algo extraordinario en Italia que un hombre gay soltero se le permitiera acoger a una bebé de un mes de vida que posteriormente pasara a ser adoptada”, agregó.

MÁS INFORMACIÓN: Niño que necesita un trasplante de riñón fue rechazado en adopciones, pero su profesor le cambió la vida

La de Luca y Alba acaparó titulares como el primer caso de un padre soltero gay al que se le permite adoptar a un recién nacido en Italia, aunque el adulto protagonista de esta historia aseguró que siempre sintió “una fuerte vocación” hacia convertirse en un hombre de familia y enfatizó que su elección no fue una de “segunda clase”. “Si hubiera podido acceder al registro de adopción como cualquier otra pareja heterosexual, hubiera escogido a un niño con necesidades especiales de todas maneras. Estuve tranquilo y consciente de mi decisión, pero hay otros que no tienen el derecho de elegir de si quieren adoptar un bebé así”, añadió.

Con Alba en su vida, una de las misiones de Luca Trapanese es la de mostrar las cosas positivas de vivir y aceptar las discapacidades de las personas. “Crecí en un mundo de discapacidades. Las discapacidades nunca me asustaron. He conocido el mundo de las discapacidades desde que tenía 14 años. He trabajado con personas discapacitadas en India y África. Vivimos en una sociedad que nos enseñar a ser bellos, perfectos, los primeros, los mejores, y cuando tienes un niño con necesidades especiales es considerado como una derrota”, señaló, recalcando que, en su natal Italia, el síndrome de Down “sigue siendo considerado un problema”.

MÁS INFORMACIÓN: Niño invitó a toda su clase a la audiencia en la que se oficializó su adopción

“Constantemente estamos luchando para probar que las personas con síndrome de Down son personas como cualquier otra, que son felices y tienen gran potencial, que pueden llevar una vida normal y pueden trabajar, que pueden enamorarse y casarse”, acotó, haciendo hincapié en lo mucho que ama ver a Alba florecer como ser humano desde el día que la adoptó y se convirtió en su hija ante los ojos de la sociedad. “Ella tiene una personalidad hermosa y brillante, y estoy convencido que es una de esas personas que, incluso cuando crecen, se volverá el centro de atención. Ella será un polo catalizador, alguien ilustre. La vida con Alba es una plena y llena de cosas hermosas. Así, cada momento que vivo con ella es uno especial”, finalizó.