Utiliza de día y noche una solución purificante para minimizar la apariencia de los poros. (Foto: Ekaterina Bolovtsova / Pexels)
Utiliza de día y noche una solución purificante para minimizar la apariencia de los poros. (Foto: Ekaterina Bolovtsova / Pexels)

Si notas brillo en la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla), entonces tiene piel grasa, que se caracteriza por su aspecto oleoso, granitos, puntos negros o dilatación de poros. En días en que la está cubierta por una mascarilla para prevenir el contagio del , es importante no descuidar su cuidado y mantener una correcta hidratación.

Este tipo de piel tiene alta tendencia al acné, a una excesiva acumulación de sebo en determinadas partes y requiere un tratamiento específico para mejorar su apariencia.

¿Qué hacer para cuidar la piel?

Cada persona debe identificar qué tipo de piel tiene, ya que cada tipo de cutis requiere de una rutina de cuidados diarios diferente y específica. “El uso incorrecto de diversos productos puede empeorar problemas dermatológicos existentes u ocasionar nuevos”, explica Ysabel Martínez, experta en cosmetovigilancia de Natura.

1. Limpieza facial de día y de noche

Lo primero que debes hacer es humedecer el rostro y aplicar un gel de limpieza con movimientos circulares y suaves, dándole mayor énfasis a la zona de la nariz, barbilla y frente, pues ahí se acumula más grasa. Luego enjuaga con abundante agua.

2. Loción o tónico astringente

Estos productos complementan la limpieza facial y ayudan a reducir el exceso de grasa en el rostro, controlar la formación de poros e impurezas. Luego hay que aplicar una crema hidratante para que la piel esté más saludable.

3. Evita los cosméticos

Al usar la mascarilla de protección para salir a la calle, es mejor evitar la base de maquillaje y polvos, pero no olvidar el protector solar FPS 50 que aclare y prevenga las manchas de la piel. Si es muy necesario procura que sea no sean productos a base de aceite ni acnegénicos, son preferibles a base de agua.

4. Mascarillas

Otra manera de tratar la piel grasa es aplicando remedios caseros como una mascarilla elaborada con avena y limón, que ayudará a equilibrar los niveles de grasa. Déjala actuar unos 15 o 20 minutos y luego enjuaga.

También puedes usar alguna que sea en arcilla o exfoliante solo una o dos veces por semana para ayudar a reducir el tamaño de los poros y darle mayor vigor a la piel.

La especialista recomienda por la noche recurrir a un tratamiento intensivo para completar la rutina nocturna como un sérum nocturno antioleosidad de Chronos, que restaura el equilibrio de la piel, corrige todas las imperfecciones, minimiza los poros hasta en un 78 % y reduce la oleosidad. Su uso continuo promueve la reducción progresiva de la grasa de la piel gracias a la tecnología prebiótica.

5. Correcta alimentación y buen descanso

Una correcta alimentación también es fundamental en el tratamiento de la piel grasa. No olvides incluir en tu dieta las frutas y verduras, carnes bajas en grasa y alimentos ricos en fibras, así como reducir el consumo de dulces y alcohol. A esto añádele el dormir correctamente para ayudar a lucir una piel más saludable y radiante.

Cómo controlar la rosácea

  • Evita exfoliarte la cara: esto puede irritar tu piel. Procura no usar cosméticos que contengan alcohol, aceites derivados del petróleo, fragancias o excesivos conservantes. Es mejor usar productos para pieles sensibles.
  • La correcta alimentación es clave: se recomienda no ingerir alimentos altos en picante y tratar de evitar el alcohol y la cafeína. De preferencia, se debe tratar de consumir productos bajos en grasas, menos refinados y naturales.
  • Evita el deporte extremo: haz ejercicio sin esfuerzos competitivos y en menor tiempo, pues al esforzarte la piel suele irritarse aún más.

MÁS SOBRE CUIDADO PERSONAL

TAGS RELACIONADOS