Pescado rebozado. (Foto: cocina-casera.com)
Pescado rebozado. (Foto: cocina-casera.com)

El proceso de rebozar y freír el no es difícil ni complicado. Lo que importa realmente es que la carne quede suave por dentro y crujiente por fuera. De hecho, en solemos cocinarlo de otras maneras en vez de freírlo para evitar que la mezcla de huevo y harina se adhiera a la superficie de la sartén.

Mira también:

Sin embargo, hay un truco casero para hacer el rebozado ideal. Es cierto que no hay nada nuevo; sin embargo, nuestro objetivo es tener en cuenta los elementos culinarios esenciales en lugar de descubrir la pólvora. Tanto si decidimos cocinarlos al horno como en una sartén con aceite, el tipo de harina que utilicemos es crucial.

Cómo conseguir un rebozado perfecto para el pescado

En vez de usar la tradicional harina de trigo, la vamos a sustituir por harina de garbanzos. Así vamos a conseguir unos rebozados mucho más crujientes y sabrosos.Aporta un toque de sabor muy rico, además de un bonito color dorado. Por si fuera poco, aguanta muy bien las altas temperaturas del aceite y aporta proteína vegetal, fibra y hierro.

La harina de garbanzos no tiene gluten, por lo que es apta para celíacos e intolerantes, y mezclándola con agua puede sustituir al huevo, algo que las personas veganas suelen hacer para prescindir de este ingrediente.

Y aunque hablamos de pescado porque el resultado nos gusta especialmente y porque se celebra la Semana Santa, podemos usar esta harina también para carne o verduras.

¿Este truco casero te pareció interesante y aprendiste un poco más sobre la limpieza y el cuidado de tu hogar sin invertir mucho dinero? Como este ‘hack’, hay otro tipo de utilitarios que serán de tu agrado. Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, para más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas