CEO de Facebook Mark Zuckerberg. (Foto: AFP)
CEO de Facebook Mark Zuckerberg. (Foto: AFP)

reveló este viernes detalles sobre cómo se prepara frente a las elecciones presidenciales de noviembre en y aseguró que las medidas tomadas son resultado “directamente de las sugerencias de una organización que defiende los derechos”.

“Las elecciones de 2020 ya se anunciaban caldeadas, y eso antes de enfrentar las complejidades adicionales relacionadas con la pandemia y las protestas por la justicia racial en todo el país”, dijo.

Prometió que sus equipos están movilizados para contrarrestar cualquier intento de maniobra para disuadir a las personas de ir a votar (en particular a las minorías).

Y volvió, aunque sin mencionarlo explícitamente, al incidente que provocó protestas contra su red.

A diferencia de Twitter, Facebook se negó a moderar mensajes polémicos del presidente Donald Trump a fines de mayo, uno sobre el voto por correo (que trató como fraude electoral) y otro sobre las manifestaciones y disturbios que siguieron a la muerte de George Floyd, un afroestadounidense asfixiado por un policía blanco en Minneapolis.

Twitter decidió ocultar los comentarios del presidente y reducir su circulación potencial, aunque dejándolos disponibles para consulta.

NUEVA POSTURA DE FACEBOOK

Facebook toma así una postura a medio camino entre eliminar contenidos o no intervenir en absoluto, lo que era su política hasta ahora.

“Los usuarios podrán compartir este contenido para condenarlo (...) pero agregaremos una advertencia para decirle a las personas que el contenido que comparten puede violar nuestras reglas”, dijo Zuckerberg.

Otra de las novedades reveladas este viernes por Zuckerberg fue la prohibición de contenidos de odio en los anuncios pagados, es decir, aquellos que sugieran que ciertos grupos de personas son una amenaza a la seguridad, la salud o la supervivencia de otros en base a su raza, etnia, origen nacional, religión, casta, orientación sexual, género o estatus migratorio.

De ahora en adelante, la compañía no permitirá a empresas, organizaciones o campañas políticas publicar anuncios con este tipo de mensajes o con contenidos que expresen “desprecio, rechazo o repulsión” hacia inmigrantes, refugiados y solicitantes de asilo.

BOICOT CONTRA FACEBOOK

El anuncio de los cambios en las políticas de Facebook se produjo sólo unas horas después de que la multinacional de productos de consumo Unilever decidiese eliminar toda su publicidad de esta plataforma y de Instagram y Twitter en respuesta “al odio y la división” que en ellas se publica.

Unilever, con sede en Londres, es propietaria de unas 400 marcas, entre ellas algunas muy conocidas como Axe, Dove, los helados Magnum o los tés Lipton.

Su movimiento, que se extenderá al menos durante lo que queda del año, se sumó al de otras empresas que también han decidido recientemente boicotear a las populares redes sociales (especialmente a las que son propiedad de Facebook), entre las que figuran Verizon, Patagonia y North Face.

Coca-Cola suspende su publicidad en todas las redes sociales

El grupo Coca-Cola puso este viernes en pausa durante al menos 30 días toda su publicidad en las redes sociales, una medida que han tomado múltiples compañías a raíz de las protestas raciales en Estados Unidos.

”Aprovecharemos este periodo para reevaluar nuestras políticas publicitarias y determinar qué revisiones se necesitan. También esperamos una mayor responsabilidad y transparencia de nuestros socios de redes sociales”, dijo en un comunicado recogido por CNBC el consejero delegado de Coca-Cola, James Quincey.

”No hay lugar -añadió- para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales”.

La compañía detalló que no está secundando el boicot publicitario a Facebook promovido por diversas organizaciones proderechos civiles que buscan forzar a la compañía a ser más estricta para evitar el discurso del odio y la desinformación.

(Con información de AFP y EFE)